Grison Beatbox, a la izquierda, y Jaime Caravaca, en S’Embat.

2

El paradisíaco S’Embat se convirtió en la noche de este martes, y lo volverá a hacer en la de este miércoles a las 20.00 horas, en un templo del desenfreno, la improvisación sin límites y, sobre todo, las risas en todas sus formas. Desde las más tímidas hasta las más amplias y carcajeadas gracias al ingenio sin pudor de Jaime Caravaca y Grison Beatbox, que actúan por primera vez juntos en Mallorca para dejar huella.

Conocidos por su participación en el programa La Resistencia, presentado por el cómico David Broncano, este dúo regala un número que no deja indiferente a nadie y esa es su principal virtud. «No hace falta que el público venga con caña, ya se la damos nosotros al llegar», explica Caravaca, quien avanza que «lo que hago es una radiografía de nuestro público improvisando, por eso cuando se dejan llevar es muy bueno».

El espectáculo fusiona bromas y chistes, «desde la Casa Real a Curri Valenzuela», llevando a cabo, según el dúo, una función pública de «culturización» y se aleja de temas de los que confiesan estar hartos, como el coronavirus, a lo que responden «¿Pandemia, qué pandemia?».

Al genio humorístico de Caravaca se le une la inestimable ayuda de la capacidad bucal y torácica de Grison para emitir toda clase de sonidos como si de una grabadora se tratara. También conocido como beatbox, y que definen como «un poco de pim, pim y pum, pum» que acompaña el devenir sin frenos ni rumbo de la noche en un camino de bromas y locura para ellos de lo más clásico, en el sentido más «rockandrollero». Es decir, «coca, sexo y drogas» porque, según relatan ambos, «ya hemos trascendido la comedia».

Impredecible

El resultado de la unión de Caravaca y Grison son escenas conjuntas, canciones imposibles, doblajes en directo, efectos de sonido vocales en un ambiente muy, pero que muy participativo, y con muchísima improvisación que aseguran un rato único, irrepetible y, sobre todo, impredecible.

Es tanta la energía que desprende la pareja que ellos mismos son conscientes de que «como estamos en pre-show todo el día no necesitamos ninguna motivación, donde suena el violín vamos nosotros, y donde hay droga y dinero también».

Sobre la pregunta que todos los fans de Grison querrían hacerle, cuándo le piensa entrevistar Broncano, Caravaca lo tiene claro: «Eso no puede darse porque si Broncano le entrevista pierde contra él», y antes de despedirse resumen lo que va a ser la noche de hoy en S’Embat que ningún aficionado a reír puede perderse: «Risas, droga, culturilla y cero COVID-19».