Miguel Delibes, con Camilo José Cela y Josep Maria Espinàs en Mallorca en el año 1959.

4

La Biblioteca Nacional de España, en Madrid, tenía que exhibir desde el pasado viernes una magna exposición dedicada a uno de los grandes escritores en lengua española, Miguel Delibes (1920-2010), con motivo del centenario de su nacimiento; pero el coronavirus ha dado al traste también con este acontecimiento cultural de primer nivel que se ha pospuesto. Cuando por fin se abra al público, será una prueba de que los tiempos duros en los que estamos habrán pasado.

En esta muestra, comisariada por Jesús Marchamalo, se tendría que haber visto, se verá, cuando se monte en un futuro, cómo trabajaba el escritor y se exhibirán sus cartas, cuadros, manuscritos, fotografías y objetos del último gran novelista que hemos tenido y que fue muy aficionado a la caza, además de ser ecologista, cuando la ecología no estaba de moda y catedrático de Derecho Mercantil. Uno de los cuadros que se apreciarán en dicha exposición es el retrato que le hizo a Delibes el pintor afincado en Mallorca John Ulbricht, es el más famoso retrato del autor de Los santos inocentes o de Cinco horas con Mario, que representó en Palma, con mucho éxito, Lola Herrera.

Ulbricht también retrato a Cela (1969) y es probable que fuera el Nobel quien le recomendara a su compañero de editorial, Delibes, que lo pintara Ulbricht y de hecho el artista desde Galilea le mando una fotografía del retrato que pinto en Mallorca a Cela. Esta fotografía como otros materiales relacionados con Mallorca se encuentran en la Fundación Miguel Delibes de Valladolid.

En ese archivo figura la correspondencia de Delibes con el mismo Ulbricht, con Cela, con mallorquines como el también escritor ganador del Premio Planeta (1959) Andrés Bosch y Villalta; la novelista, pintora y colaboradora de Ultima Hora Caty Juan de Corral (Catalina Juan Servera). Es especialmente interesante la correspondencia que mantuvo Delibes con nuestro primer novelista, Llorenç Villalonga –la misma la desgranaremos en otra ocasión–.

Delibes estuvo varias veces a Mallorca: en 1957 vino a la boda de su hermano Manuel con Carmen Senna-Cheribbo y, pocos años después, con toda su familia de vacaciones (1964).

Entre otras curiosidades mallorquines en el Archivo Delibes hay una carta que le mandó el armero Benito Mayol para que fuera a Mallorca a cazar con él (recordemos que Benito es el padre del profesor, ecologista y exconseller de Agricultura Joan Mayol). El escritor pucelano también estuvo en los Coloquios de Formentor (1959) que organizaba Camilo José Cela y que tantos escritores importantes trajo a conocer Mallorca.