La iniciativa fue presentada este lunes en la sala a reconvertir del cine Augusta de Palma. | Redacción Cultura

0

Miki Jaume, Joan Salas y Ricard Reguant anunciaron este lunes la reconversión de uno de los espacios de la Sala Augusta de Palma, concretamente la sala tres, en un nuevo punto cultural a través de la iniciativa Trui Augusta Club, que abre una nueva ventana de eventos en pleno centro de la ciudad al tiempo que une a dos empresas mallorquinas en un proyecto cultural.

Desde la misma sala tres, que mantendrá su actividad habitual como cine entre semana, Joan Salas, responsable del Augusta, explicó que se trata de «volver a los orígenes» porque la sala era «un camerino cuando se celebraban obras de teatro o ballet». Por su parte, Miki Jaume, fundador de Trui, reconoció la «inmejorable ubicación y las facilidades que Aficine y el Augusta ofrecen a los espectadores» y así, como señaló el director del programa Ricard Reguant, «acercar el teatro al gran público y recuperarlo como acto social donde sentir y reír juntos». Una comunión que calificó como «la gran tradición de Mallorca desde gente como Xesc Forteza». A su vez, Reguant dio un tirón de orejas a la administración pública a la que instó a «ayudar en un proyecto suficientemente interesante como para dejarnos, como decía Gary Cooper, solos ante el peligro».

Variedad

La agenda anunciada ofrece una gran variedad de opciones para todos los públicos y gustos, desde las primeras obras de teatro que se inician con Quin desgavell de bon matí, el 31 de enero y que estará en cartel dos semanas los viernes, sábados y domingos, para continuar con el thriller Coleccionistes y las comedias Mediterrània y Un marit fora corda, repitiendo horarios.

También fueron adelantadas una actuación de Tomeu Penya, la obra Quina feinada!, de Ventura Pons con Roger Pera (voz habitual de actores como Leonardo DiCaprio), un festival internacional de cine de serie B y otro de magi para el verano.