Las bibliotecas municipales de Palma recibirán 90.000 euros para libros y nuevo mobiliario. | T. Ayuga

5

La Regiduría de Cultura dispara un 22 por ciento el presupuesto de Cultura este año tras obtener una partida de 924.000 euros, procedentes de los remanentes de tesorería. Así, medio millón de euros irá destinado al proyecto de salas de ensayos que se ubicará en un solar municipal. El teniente de alcalde de Cultura i Benestar Social, Antoni Noguera, señala que «aún se desconoce la ubicación en la que irán estas estructuras prefabricadas, se están estudiando diferentes opciones. Este proyecto viene a cumplir el objetivo de salas de ensayo y conservatorio».

Para la mejora de los teatros municipales se destinan 139.600 euros, mientras que 70.000 euros han sido presupuestados para la adquisición de fondos de libros y documentos de la bibliotecas municipales de Palma, que además recibirán otros 20.000 euros para nuevo mobiliario.

Al Casal Balaguer van destinados 78.400 euros para la rehabilitación de un pequeño espacio lateral del patio, mientras que la restauración de esculturas públicas y otros bienes culturales de Palma se llevarán 98.000 euros. Por otro lado, la rehabilitación de rejas y ventanas del entresuelo y la segunda planta de Can Bordils, donde está ubicado el Arxiu Municipal, se llevará 18.000 euros.

En el pleno del pasado jueves se aprobó por urgencia que parte del superávit de tesorería se podía invertir a inversiones, ya que el Ayuntamiento de palma cumplía por primera vez los requisitos de la ‘ley Montoro’.

De esta manera, se consiguió una partida extra de 20 millones para todas las regidurías que han presentado proyectos antes de 31 de diciembre 2019 y que deberán ser ejecutados antes del 31 de diciembre de 2020.

Noguera se ha mostrado satisfecho por el incremento del 22 por ciento de la partida de Cultura ya que «han sido 100 días de mucho trabajo y estas partidas de inversión sirven para impulsar proyectos culturales que hacía mucho tiempo que había que poner en marcha. Es el caso de la mejora de las esculturas, el teatro, la inversión en bibliotecas o en salas de ensayo y conservatorio, porque es una forma de dotar a la ciudad de espacio que en la actualidad no se tienen».