Todos los familiares de Caty Juan de Corral posaron junto al retrato tras el acto. | Julián Aguirre

La sala de plenos del Consell de Mallorca acogió este miércoles por la tarde el acto de presentación del retrato de Caty Juan de Corral (1926-2014) como hija predilecta de Mallorca. La obra ha sido realizada por la pintora Maria Lluïsa Aguiló.

El reconocimiento a título póstumo fue agradecido por su nieta Lydia Larrey en nombre de toda la familia, durante el acto al que asistió la presidenta Catalina Cladera y el pleno de la corporación.

Los numerosos méritos por los que se nombró hija predilecta a la artista, escritora y colaboradora de Ultima Hora, abrieron el acto, en el que no faltaron momentos emotivos. Posteriormente se descubrió el cuadro que colgará, junto a otros ilustres, en las paredes del Consell.

Entre los asistentes estuvieron sus tres hijos –José Luis, Luis Antonio y Lydia–, así como nietos y hermanos de Caty Juan de Corral. Entre los ausentes, el escritor Camilo José Cela Conde, quien fue muy amigo de la homenajeada. A pesar de no poder asistir, dedicó unas palabras «a una mujer excepcional», que fueron leídas por Lydia Larrey. La nieta de Caty Juan resaltó, por su parte, la labor de «una mujer luchadora, trabajadora incansable y que se presentó a todas las batallas en una sociedad dominada por hombres con su talento como arma». Pero también comentó «a título desgraciadamente póstumo que sabemos seguro que le hubiera llenado de satisfacción, no solamente verla reconocida por su rica trayectoria, sino por la constante demostración de amor por su tierra».

La presidenta del Consell clausuró el acto. Los asistentes pudieron fotografiarse junto al retrato de Caty Juan de Corral antes de ser colgado, por fin, en la sala.