Marcel Mauri abraza a Josep de Luis antes de leer la carta de Cuixart en los premios de la OCB. | Pere Bota

5

El vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, subió el escenario para leer una carta escrita por Jordi Cuixart, presidente de dicha entidad, desde la prisión. Concretamente, «desde la celda 63 de la prisión de Lledoners».

Cuixart mandó «un abrazo infinito» y aseguró que «no renunciaremos nunca a vivir en paz y libertad». En su misiva, prosiguió:«El futuro que construimos solo se entiende desde el presente, uno que nos conecta» con personalidades como «Ramon Llull, Capmany, las rondaies mallorquines, Borja Moll, Maria Antònia Oliver o Quim Monzó». Tuvo palabras para Valtonyc y «y el resto de víctimas de la represión de un estado lleno de miedo», y concluyó: «Visca la cultura i els Paisos Catalans».