Pepa Charro, a su llegada a los Goya. | JAVIER BARBANCHO

3

Si bien la 32 edición de los Goya ha tenido un marcado carácter reivindicativo en la lucha por la igualdad entre mujeres y hombres, el discurso más feminista lo ha protagonizado Pepa Charro. La Terremoto de Alcorcón, tan vinculada a Mallorca, ha sido la encargada de poner voz femenina sobre el escenario a estas reivindicaciones.

En su discurso ha recordado datos como que de los 135 nominados de esta edición solo 30 eran mujeres -y casi la mitad eran actrices- o que de las 25 películas más caras del cine español, ninguna está dirigida por una mujer.

Noticias relacionadas

La actriz ha reivindicado que «no hay mujeres nominadas en música, arte, animación, efectos, sonidos... si las hubiera yo creo que estarían nominadas […] La otra opción es que haya tantas mujeres como hombres talentosos, pero por el mero hecho de ser mujeres no están nominadas y se les valorará menos. Normal, porque hay muchas chicas que tiran la toalla cuando se enteran de que cobramos el 40 % menos que los hombres».