El otoño literario, íntimo y con voz propia

| Palma |

Valorar:
preload
«4321», de Paul Auster.

«4321», de Paul Auster.

16-11-2017

En pleno ecuador del otoño, después de la ‘vuelta al cole’, las editoriales vuelven a preparar y cargar máquinas e imprentas, y las novedades van acumulándose en las estanterías de las librerías. Por ello, algunos libreros y editores de la Isla recomiendan o proponen algunos títulos, recién salidos del horno.

La nueva edición de El mar, de Blai Bonet, a cargo del Club Editor y con nueve capítulos inéditos del mecanoscrito, es uno de los libros más atractivos del momento. Otro volumen con historia es la traducción al castellano, de la mano de Carlos Vitale, de Lovely, la primera incursión que realizó Antònia Vicens en el terreno de la poesía. Maria Muntaner, del sello Lleonard Muntaner, apuesta por Vicens y L’imitador de veus, que El Gall Editor acaba de traducir del austríaco Thomas Bernhard, considerado una de las grandes voces de la segunda mitad del siglo XX.

Por su parte, Miquel Ferrer, de Rata Corner, y Glòria Forteza-Rei, de Embat, coinciden en señalar el último trabajo de Roser Amills como apuesta «segura». La nueva novela de esta autora, Asja. Amor de dirección única, recupera la figura olvidada de la amante rusa de Walter Benjamin. El premiado poemario de Pau Vadell, Esquenes vinclades, en los Jocs Florals 2017 también es otra apuesta segura. Finalmente, otra recomendación, de estilo totalmente diferente, es la última entrega de la ilustradora Aina Bestard, Què s’amaga dins el cos humà?

Más allá de nuestras fronteras, las expectativas con el nuevo libro de memorias de James Rhodes, el pianista atormentado –ya lo contó en Instrumental, que se convirtió en un auténtico fenómeno editorial con más de 100.000 ejemplares vendidos–, son muy altas. Después de siete años de sequía editorial, el maestro Paul Auster vuelve con el también grande 4321, relatos autobiográficos que exploran el destino a través del joven Archie Ferguson. La tercera novela del músico y escritor catalán Lluís Llach, El noi del Maravillas (Empúries), también se hace un hueco en las sugerencias de los libreros. Se trata de un homenaje a un destacado barítono y a un teatro de variedades del Paral·lel de Barcelona, el Maravillas.

De apariencia naïf es la edición preciosista de Quemar las naves, una selección de cuentos de Angela Carter que deleitará a grandes y pequeños. Una mujer es también la protagonista de la antología traducida por Marcel Riera, Aquesta és la meva carta al món, de Emily Dickinson. Por último, y no menos importante, Todo Verhoeven (Alfaguara), la recopilación de toda la serie de Pierre Lemaitre que «desbancó a la novela negra nórdica».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.