Imagen promocional del quinteto de La Habitación Roja. | Redacción Cultura

0

La Habitación Roja, una de las bandas con más personalidad del concierto independiente, encabezará este sábado la fiesta del sexto aniversario de la emisora BN Mallorca. Será en la sala Es Gremi, a las 23.00. Los valencianos estarán arropados por conjuntos locales y un variopinto elenco de DJ’s, que amenizarán el evento hasta bien entrada la madrugada.

Island Cavall, Charly Taylor, Pepe Link, Nacho Velasco, Ochoymedio DJ’s... La lista es larga, pero el plato fuerte será La Habitación Roja, una banda de canciones mayúsculas y un sonido que se desmarca del resto. «Seguimos teniendo como meta la calidad, nos reafirmamos en aquello que queremos ser, pero tampoco sabemos hacer otra cosa», reflexiona Pau Roca, miembro de este quinteto de anglófilos militantes, con diez álbumes en circulación y veintiún años en activo. Un bagaje nada desdeñable que les confirma como supervivientes de la primera hornada indie nacida en este país. «Queda alguna banda más, pero pocas», confirma.

Pocos discutirán a La Habitación Roja entre las bandas más influyentes de los agitados 90. Quizás hoy no conserven esa privilegiada posición, pero tras escuchar sus canciones no nos vienen a la cabeza muchos jovenzuelos más pletóricos. Pese a su veteranía, quien piense que sus últimos discos son una excusa para poner al día sus finanzas, o bien contempla el mundo desde el cinismo o no les ha visto sobre un escenario. Allí es donde sus himnos son capaces de barrer los one hit wonders de grupos como Supersubmarina o Izal. Ajenos al inmovilismo, sus trabajos recogen el rechazo al aburguesamiento y la reiteración, «nos motiva hacer cosas de la nada, donde antes había una cinta vacía, ahora hay una canción». Veinte años de canciones es su último trabajo, y su primer recopilatorio, veinte cortes que atestiguan su talento para reproducir fielmente las emociones humanas.