Una propuesta de Artevisión, en la Nit de l’Art de 2012. | T. Ayuga

7

«Nos han dicho que no lo hagamos». Son palabras de Inmaculada Bianchi, presidenta del colectivo Artevisión, cuya participación en la Nit de l’Art del próximo septiembre corre peligro por diferentes «trabas» por parte de la regiduría de Cultura del Ajuntament de Palma.

Según cuenta Bianchi, «la fórmula burocrática ha sido siempre la misma, solicitar los permisos de ocupación de la vía pública, a excepción del año pasado, cuando se me ofreció la contratación de los músicos y equipos de sonido de Plaça Major, Plaça del Mercat, Plaça Chopín y Es Born».

Este año, en cambio, «el Ajuntament de Palma ha pedido por su parte los permisos para ocupar la Plaça Major; ahora nos quedamos con pocas opciones, la Plaça del Mercat y es Born».

«Se están aprovechando del éxito de un evento consolidado, no queremos regalar nuestro esfuerzo», añade.