2

Andrew Lesnie, director de fotografía de las sagas «El señor de los anillos» y «El Hobbit», falleció a los 59 años de un ataque al corazón, informó este martes la Sociedad Australiana de Directores de Fotografía (ASC).

El fallecimiento que se produjo este lunes fue confirmado además por Peter Jackson, director de esas películas.

«Andrew era una parte irreemplazable de mi familia y no puedo creer que nunca más vaya a escuchar su risa contagiosa, ni me vaya a beneficiar de su sabiduría silenciosa, ni disfrutar de sus generosas felicitaciones», escribió Jackson en su perfil oficial de Facebook.

«Creó imágenes inolvidables y preciosas en la gran pantalla, y lo hizo una y otra vez porque sólo trabajaba en aquello en lo que creía (...). Tras 17 años y ocho películas juntos, la pérdida de Andrew es muy dura», manifestó el director.

Además de sus conocidos trabajos con Peter Jackson al frente de las franquicias basadas en las obras literarias de J.R.R. Tolkien, Lesnie también fue el responsable de éxitos como «El origen del planeta de los simios» (2011) y «Soy leyenda» (2007).

Otros trabajos con su impronta fueron «King Kong» (2005), «The Lovely Bones» (2009) -ambos de nuevo con Jackson-, «Airbender, el último guerrero» (2010) y la reciente «El maestro del agua» (2014), ópera prima de Russell Crowe como director.

Crowe, a través de su perfil en Twitter, describió a Lesnie como «el maestro de la luz».

Lesnie ganó el Óscar en 2002 por la primera entrega de «El señor de los anillos», titulada «La comunidad del anillo».

El australiano (Sidney, 1956) comenzó su carrera como asistente de cámara en la cinta de terror «Patrick» (1978), filmó un documental sobre Arnold Schwarzenegger ("The Comeback», 1980) y rodó varios videoclips en esa década para bandas como INXS y UB40.

Colaboró con George Miller en un documental sobre su cinta «Mad Max: El guerrero de la carretera» (1979), y posteriormente coincidieron en «Babe, el cerdito valiente» (1995), su secuela, «Babe: El cerdito en la ciudad» (1998), y la cinta de animación «Happy Feet» (2006).

Su trabajo en aquellos filmes llamaron la atención de Jackson, que decidió contar con Lesnie para sus adaptaciones de las novelas de Tolkien.

«Nunca había trabajado con él ni lo conocía, pero hizo las películas de 'Babe' y pensé que lucían increíbles, cómo usaba la luz de fondo, el sol y la luz natural para crear un efecto muy mágico», explicaba Jackson en 2004.