Luis Remartínez durante la preparación de un concierto con la sinfónica de Balears. | Teresa Ayuga

2

En 1989, Luis Remartínez, que entonces dirgía la Orquesta Sinfónica de Valladolid, recibió el encargo de viajar a Mallorca para poner en marcha, ya de manera profesional, la Orquestra Simfònica de Balears Ciutat de Palma. El que fue director fundador de la misma falleció este miércoles por la mañana repentinamente en Son Espases.

Tras su paso por el conjunto balear como batuta titular, también lo dirigió como invitado en numerosas ocasiones. En la actual temporada tenía programado ponerse al frente de los músicos y de la Coral de la Universitat con la obra "Creación", de Hydn.

Recordado como un gran organizador, excelente programador artístico y una persona caracterizada por su "bonhomía", su muerte puso en shock a los músicos, que se enteraron al finalizar por la mañana el ensayo que realizaron en el Teatre Principal para el concierto de la noche. En el mismo se le rendirá un minuto de silencio.

Pésame institucional

El presidente del Govern, José Ramón Bauzá, ha expresado este miércoles su «condolencia», en nombre de todo el Ejecutivo autonómico, por la muerte del director de orquesta Luis Remartínez, que fue el primer director artístico y titular de la Orquestra Simfònica de les Illes Balears 'Ciutat de Palma' hasta el año 1994.

Por su parte, el Consell de Mallorca ha expresado en un comunicado su «más profundo pesar» por su muerte y le rendirá homenaje esta noche en el Teatre Principal, con un minuto de silencio al inicio del concierto dedicado al Archiduque Luis Salvador, a cargo de la Orquesta Sinfónica.

Según han explicado, de la trayectoria de Remartínez cabe destacar que fue director titular de la orquesta Ciudad de Valladolid y director asociado en la Orquestra Ciutat de Palma (1987-88).

Además, el músico y director de orquesta recuperó la zarzuela de Miquel Marqués 'El anillo de hierro' y contribuyó a difundir la obra del compositor mallorquín. La obra, publicada por el Instituto Complutense de Ciencias Musicales, con la colaboración del Instituto de Estudios Baleáricos, fue estrenada por la Simfònica en el Teatre Principal.

Remartínez, asiduo colaborador de la Orquestra Simfònica, fue una pieza clave en la trayectoria sinfónica de las Islas y expresó en numerosas ocasiones que siempre intentó ser el embajador de la Simfònica, han detallado desde el Govern mediante un comunicado.