s Augusto, protegido. Con la declaración de BIC, el Ministerio de Cultura rechazará la petición de salida del busto fuera de España para su venta. | ultimahora.es

2

El Consell de Mallorca acordó ayer otorgar máxima protección al busto de Augusto para paralizar la salida de la pieza de España y su posible venta en subasta. La Comissió de Patrimoni Històric aprobó por unanimidad incoar el expediente de declaración de Bien de Interés Cultura (BIC) a favor de esta obra de época romana. «Eso significa los efectos jurídicos ya la protegen» y que el Ministerio de Cultura «no autorizará la próxima semana la solicitud de exportación» presentada por la casa de subastas Christie’s, según explicó el vicepresidente de la institución, Joan Rotger.

La decisión política llegó respaldada por las conclusiones de los estudios técnicos realizados el 25 de agosto por el Servei de Patrimoni Històric del Consell. Estos informes reconocen que la obra, hallada en el siglo XVI en la Ciutat Romana de Pollèntia y localizada desde el XVIII en el Casal Can Pueyo, de Palma, tiene «relevancia histórica y artística». Los expertos destacan que «su calidad no guarda paralelismo con ninguna otra escultura romana que se haya encontrado en la Isla hasta ahora». Desde el Consell recuerdan que, según los historiadores, ésta es la efigie imperial más antigua de Hispania que se conserva.

Al finalizar la reunión política, Joan Rotger recalcó que esta medida «obliga a la propiedad a atenerse ya a la normativa». El acuerdo será comunicado de manera inmediata a la Junta de Valoración de Exportaciones del Ministerio de Cultura, órgano al que Christie’s hizo la consulta «sobre la autenticidad de la cabeza de Augusto», para que «el día 16 no admita la petición para sacarla de España».


Compra

La incoación del expediente de BIC «será notificada también a los ayuntamientos de Palma y Alcúdia» y se publicará para que se puedan presentar alegaciones. Pese a toda esta tramitación, Rotger advirtió que la protección es un hecho y recordó que, tras la resolución del ministerio, «las instituciones tienen derecho de tanteo y retracto para adquirir el busto, también potestad para paralizar cualquier movimiento de la pieza». Por otra parte, recordó que la propiedad tiene la obligación de preservarla y conservarla. El Consell en estos momentos «no se plantea la compra» porque «no sabemos cuál es la intención de la propiedad». Rotger estima que en dos o tres meses, y tras pasar por el Pleno, la declaración de BIC sea definitiva.