ARTE

El patronato de la Fundació Miró pide a los Príncipes que presidan la entidad

| Palma |

Valorar:
preload
Los príncipes de Asturias contemplan una obra de Miró en Barcelona, en 2011.

Los príncipes de Asturias contemplan una obra de Miró en Barcelona, en 2011.

CARLES DOMENEC

La relación de los príncipes de Asturias y Palma se reforzará cuando acepten la presidencia de honor de la Fundació Pilar i Joan Miró de Ciutat, como así espera que suceda el patronato de la misma. Este organismo aprobó ayer solicitárselo, por «una mayoría muy cualificada», durante una reunión que se caracterizó por «la ausencia de políticos».

Lo confirma Joan Punyet Miró, nieto del artista, quien explicó que «a título personal, por voluntad propia, y al margen del Consistorio» hizo las gestiones ante don Felipe y doña Letizia este mismo mes.

Punyet Miró considera que su aceptación «sería una magnífica noticia, un gran respaldo para la fundación y la consolidación internacional de la misma». Cabe recordar que los Príncipes disfrutan del arte contemporáneo, visitan anualmente la feria de Arco y acudieron en 2011 a la inauguración de la exposición La escala de la evasión, en la Fundació Miró de Barcelona, que mostraba al Miró más comprometido.

Tanto Punyet Miró como el concejal Fernando Gilet, presidente de la Fundació, aseguraron ayer que considerarán un «grandísimo honor» la aceptación de los príncipes de Asturias. De hacerse efectiva, no sólo estrecharía la relación de la Familia Real con Palma, sino que mantendría viva la que los Reyes tuvieron con Joan Miró y su esposa, Pilar Juncosa.

«Ilustre vecino»

«En Palma, eran vecinos [Marivent y el taller del artista, donde ahora se ubica la fundación, estaban muy cerca] y el Rey iba en moto a visitar a mi abuelo, ambos hablaban mucho y muchas veces de política», recuerda el nieto del artista. Se cuenta que don Juan Carlos se refería a Miró como «mi ilustre vecino».

Los Reyes también acompañaron a don Joan y a doña Pilar en sa Llonja, en 1978, donde el 4 de septiembre de ese año se inauguró una gran exposición con motivo del «85 cumpleaños del abuelo», y, en 1980, «el Rey le impuso la Medalla de Oro al Mérito a las Bellas Artes».

Si todo transcurre como se espera, cuando los Príncipes visiten este verano Mallorca ya podrían detentar esa presidencia de honor. Tanto en Cort como en la sede de la institución se respira entusiasmo y se albergan grandes esperanzas. Gilet señala que sería un espaldarazo para reforzar «la presencia internacional» de la obra de Miró procedente de Palma que desde hace dos años viaja por toda Europa. «Se podrían abrir puertas que hasta la fecha solo se abren desde el ámbito municipal».

Colaboración

Tanto Punyet Miró como Gilet piensan en colaboraciones con el Ministerio de Cultura, en el apoyo del Gobierno central, en intensificar la relación con las embajadas de España, que ya han asumido este periplo mironiano que, partiendo de Palma, comenzó en Roma en 2012 con la exposición Miró, poesia e luce , y que, con otras piezas y otros títulos se visibilizó en grandes capitales, incluida Moscú. Estos días se puede disfrutar en Sofía (Bulgaria) y Zagreb será su próximo destino.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.