Previous Next
0

Vivieron y fueron partícipes del boom de las revistas de cómic en España, y, aunque sus carreras han sido de recorridos bien distintos, siguen en activo y son referentes del cómic hecho en Balears. Son Max, Tomeu Seguí, Pere Joan, Rafel Vaquer, Joan Escandell, Gabi Beltrán, Tatúm y Linhart, y son los protagonistas de la exposición Mar de fons , que se inaugura el jueves en la sección oficial de la 32 edición del Saló del Còmic de Barcelona.

La muestra, organizada por el Institut d'Estudis Baleàrics (IEB) y comisariada por Joan Roig, reúne 64 ilustraciones del trabajo más reciente de dichos autores, que publicaron en las revistas más importantes de aquella época, El Víbora , Cairo , Cimoc , Totem , Comix Internacional , entre otras. «La principal diferencia entre antes y ahora es que en los ochenta había publicaciones en las que publicar, te formabas en ellas y, además, obtenías ingresos. Ahora no existe nada de eso, tienes que trabajar directamente en un proyecto, con una apuesta única y sin posibilidad de error», opinó Seguí, Premio Nacional de Cómic. «Nunca me imaginé que a los cincuenta y pico seguiría dibujando».

Cabeceras

Superada la desaparición de aquellas cabeceras, y asumidos los cambios de consumo, aquellos dibujantes «siguen en la brecha», dice Joan Roig, el comisario. Al igual que Tomeu Seguí, los otros siete dibujantes siguen entregados a las historias. «A algunos les ha costado más situarse. Es el caso de los más jóvenes», con un mercado más reducido.

Mar de fons cuenta con un catálogo con comentarios de los propios dibujantes. En ella se pueden ver el dibujo más libre de Joan Escandell y aquellos con lo que Tatúm ganó en enero el Ciutat de Palma. También lo nuevo de Seguí, Las oscuras manos del olvido , y de Pere Joan, 100 pictogramas para un siglo (XX) . O las historias de aquel joven Gabi Beltrán y la obra más filosófica de Max. La exposición también se verá en la capilla de La Misericòrdia en octubre.