El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy (c), junto al ministro de Cultura, José Ignacio Wert (d),y el presidente de la Comuniudad de Madrid, Ignacio González, durante la inauguración ayer de las nuevas instalaciones del Museo Arqueológico Nacional, | Sergio Barrenechea

1

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, inauguró ayer el Museo Arqueológico Nacional (MAN), que hoy abre sus puertas al público general tras haber permanecido en obras durante los seis años, tiempo en el que ha sido sometido a una gran reforma que ha afectado tanto a su morfología como a su recorrido expositivo.

En su discurso, el presidente destacó que este es el «museo que mejor representa la historia de España», una institución pública que tiene por objeto «ofrecer a la sociedad una interpretación rigurosa atractiva y crítica del pasado».

En palabras de Rajoy, este museo realiza una «interpretación de la cultura material» que perteneció a los distintos pueblos de la actual España y del ámbito mediterráneo desde la antigüedad hasta épocas recientes en «una síntesis compleja y dinámica» de la historia.

«Los bienes arqueológicos de los diferentes yacimientos y monumentos que han jalonado el territorio español construyen lentamente el relato de nuestra historia hasta completar una narración fascinante de lo que fuimos, de los que somos y servir de ejemplo de lo que juntos podemos alcanzar», subrayó el presidente del Gobierno.