Previous Next
0

No sufrió una tormenta en el océano Índico, tampoco se enfrentó a tiburones, ni el casco de su embarcación se agrietó a causa de la colisión con un contenedor que flotaba a la deriva, como le ocurre a Robert Redford en Cuando todo está perdido . Pero Theresa Zabell, doble campeona olímpica de vela y presidenta de la Fundación Ecomar, comparte con el protagonista del filme que dirige J.C. Chandor la pasión y la vehemencia por navegar. Zabell presentó ayer la premiere benéfica de la película citada en el cine Rívoli (Palma), al que asistieron 412 personas. Los fondos recaudados de las donaciones del público se destinarán íntegramente al programa de salvamento marítimo de la Cruz Roja en Balears.

En la comparecencia de ayer por la mañana con los medios de comunicación, Zabell, junto al presidente autonómico de la Cruz Roja, Miquel Alenyà y el comodoro del Club de Mar, Manuel Nadal, recalcó que Robert Redford «debería estar nominado al Oscar por esta película, demuestra lo inteligente que es desde el punto de vista marinero». Además, apostilló que la Cruz Roja «se merece un gran reconocimiento por su labor» y agradeció al Club de Mar, al Club de Vela Port d'Andratx y al Real Club Náutico del Port de Pollença «su esfuerzo y colaboración» y al Rívoli por ceder la sala de forma desinteresada.