Amigos y familiares despidieron a Bernat Torrandell en la iglesia de Sant Jaume.

0

La iglesia de Sant Jaume, de Palma, acogió ayer el funeral por el alma de Bernat Torrandell (París, 1921-Palma, 2014), fallecido el pasado martes a los 92 años tras una larga enfermedad, que se había agudizado recientemente. Familiares y amigos acudieron a la eucaristía en recuerdo de Torrandell, con un hilo musical de la Coral Universitat de les Illes Balears, dirigida por su amigo Joan Company y la obra Que los ángeles te lleven al paraíso, compuesta por su padre, Antoni Torrandell, a quien honró toda su vida.


Bernat Torrandell será recordado, sobre todo, como «un gran hijo». Joan Andreu, amigo del fallecido, a petición de Torrandell, en forma de «testamento espiritual», pronunció los versos del poema Cant espiritual, escrito por Joan Maragall.
El sacerdote que ofició las exequias suscribió lo que estos últimos días ha ido publicando este diario sobre su figura. «Bernat Torrandell no ha compuesto una pieza, pero su vida ha sido una obra de más de 500 páginas donde queda reflejado su padre».

Quizá esa sea una definición precisa de alguien que se responsabilizó, «con una absoluta entrega y abnegación», como dijo su amigo Ramón Sobrino, a difundir la obra de su padre, el maestro Antoni Torrandell.