Previous Next
0

Cuando un sonido se queda obsoleto, al artista no le queda otra opción que reciclarse, buscar una alternativa que no sea denostada por sus seguidores y cuyo material no pase desapercibido en la radiofórmula. Algo así le ha ocurrido a David Civera. El cantante dio con Daniel Ambrojo después de que gente de su entorno avalara las «perspectivas de mercado» de este productor que también es compositor. «Para mí ha sido un descubrimiento, es una persona fácil, creativa, un superdotado en muchos sentidos. Me imagino que voy a trabajar bastante tiempo con él», reconoce David Civera, quien ha publicado recientemente su nuevo álbum, Versión original , en colaboración con Ambrojo.

El pasado mes de marzo hicieron la prueba piloto, grabaron el single Me ha robado el corazón . El resultado gustó a Civera y confió en Ambrojo para que produjera los nueve temas restantes que configuran Versión original . El artista quería huir del pop latino de años anteriores. Un golpe de efecto en forma de electrónica que mantuviera la esencia del autor de canciones como Dile que la quiero , Que la detengan o Bye, Bye . «Cuando me escuchen a mí quiero que vean mi esencia, mi voz, mi historia, pero con un envoltorio actual. Que la detengan fue un hit porque creo que reunía las condiciones de música popular y Mentirosa tiene la misma historia, un poco de mujer fatal, pero suena muy diferente».

Versión original se registró en tres fases. «Teníamos miedo de que se saliera de sus líneas, pero parece que la aceptación está siendo buena», apunta Ambrojo. «Ya no hay guitarras españolas, sino bases enfocadas al dance». Haciendo flashback , el productor sostiene que la evolución de Civera «ha sido perfecta. También el estilo que hacía durante todos esos años era el idóneo, pero ahora si hace un tema como Que la detengan , con la misma instrumentación, a la gente le va a sonar antiguo. Necesitábamos un cambio de sonoridad». Y parece que el tándem ha sido fructuoso, lo han conseguido.

David Civera participó en Eurovisión en el año 2001 logrando la mejor posición de los últimos 15 años de nuestro país. Según el intérprete, «en Eurovisión hay gente que no sabe qué hacer para sorprender y yo creo que cuando hay una buena canción sobra todo lo demás». No descarta participar en una próxima edición. «Si me dejan elegir temas, trabajar desde la libertad y con una apuesta estudiada, yo volvería a Eurovisión».