José Tomás recibiendo un premio en mayo de este mismo año. | Ballesteros - EFE - EFE

0

El torero José Tomás deberá permanecer «al menos tres meses más de baja» debido a que la fractura del primer metatarsiano del pie derecho que se produjo el pasado mes de marzo no termina de soldarse, por lo que dice prácticamente adiós a la temporada, ha informado hoy su oficina de prensa en comunicado.

Tomás ha sido sometido a un nuevo estudio por imagen, debido a que «desde hace dos semanas presentaba dolor en el antepié lesionado con impotencia funcional», y cuyos resultados han evidenciado «una reducción adecuada de la luxación», pero «una consolidación todavía incompleta de la fractura de la cabeza del primer metatarsiano e intolerancia al implante», añade el comunicado.

Debido a este contratiempo se ha decidido «rebajar la intensidad de la rehabilitación» para proceder, en unos días, «a la retirada de dicho implante», por lo que su periodo de recuperación se prolongará «al menos tres meses».

El torero de Galapagar (Madrid), que estaba inmerso en la rehabilitación de una lesión que se produjo toreando a puerta cerrada el pasado mes de marzo en la finca de Fermín Bohórquez, despeja así todas las cábalas que apuntaban a su posible vuelta a los ruedos en la feria de Málaga, en el que iba a suponer su primer compromiso del año.

Este contratiempo hace que la presencia de José Tomás este año en ruedos españoles parezca improbable, aunque no hay aún una confirmación oficial por parte de su equipo de comunicación.