0

La mañana resultó agitada en los museos locales que habían organizado visitas guiadas, talleres y jornadas de puertas abiertas. Niños y mayores participaron activamente, acercándose al pasado y presente de la creación plástica, desde la prehistoria hasta la actualidad. Museos (memoria + creatividad = progreso social) fue el lema elegido por la Unesco este año para celebrar el día internacional de unos centros que guardan la memoria patrimonial de las sociedades en las que se imbrican, al mismo tiempo que contribuyen al desarrollo de la creatividad.

Es Baluard es un museo que alberga arte moderno y contemporáneo, es decir, obras datadas entre finales del siglo XIX hasta la actualidad, y que ayer recibió a mucho público. Su nueva directora, Nekane Aramburu, se puso al frente de la visita guiada que recorrió desde las 'tripas' del mismo, las estancias donde se ponen en marcha los proyectos de las diferentes áreas, hasta las exposiciones temporales y permanentes que se ofrecen en este momento. Era la primera vez que los visitantes descendían literalmente a lugares tan íntimos como los despachos del personal, aunque no pudieron llegar a los almacenes, como se había anunciado, «porque estamos preparando una exposición y están llenos de cajas». La directora, que trae nuevos aires, comentaba a este diario: «Me parece fundamental compartir con la sociedad civil nuestro trabajo, es un tema de transparencia, para que todos puedan ver cómo se gesta un proyecto cultural». También contó que la creación del museo partió de «la idea de un visionario que desde la ventana de su despacho veía este espacio abandonado y pensó en cómo se podría recuperar para la ciudad». En el grupo que había elegido pasar la mañana visitando Es Baluard con una guía de excepción se encontraba el diseñador de joyas Chus Burés, recién llegado de París a Palma. «¡Como no voy a venir hoy al museo, que ya conozco, si me paso la vida visitando museos! Además, ayer conocí a la directora en casa de Joan Guaita y me parece una mujer que trae aire fresco y que tiene las ideas muy claras sobre su proyecto para Es Baluard».

En el Día Internacional de los Museos, las familias que acudieron al Museu de Mallorca participaron en un taller sobre rituales y objetos de la prehistoria. «Vinieron abuelos, padres y niños de cinco a doce años, aunque hubo alguno mucho más pequeño», dijo Joana Maria Palou, la directora. ¿Pero los niños tan pequeños entienden qué es un ritual? «Estaban sentados muy atentos, haciendo preguntas y contestando mientras les dábamos las explicaciones, adaptadas a su edad, y antes de todo conocieron las piezas en la sala de exposición». Después tocó pasar a barro figuras de guerreros o vasijas que tienen miles de años. La arcilla también protagonizó un taller en Can Prunera, mientras que en el Museu d'Història de Manacor hubo, entre otros actos, una visita al Molí d'en Fraret.