0

Después de una edición «más local», Palma amb la Dansa regresa con una apuesta «más internacional», tanto por el origen de los participantes como por la proyección que Cort quiere dar al evento para atraer turismo a la ciudad.

Comisariado por la bailarina Catalina Carrasco, el encuentro arranca hoy con un taller de danza-teatro a cargo de Fabien Prioville y dirigido a profesionales. Tendrá lugar cada día en Es Baluard y concluirá el día 26 de abril, a las 20.00, con una exhibición.

Palma amb la Dansa cuenta con la colaboración de la Fundació 365, que ha costeado, en especies, los casi 32.000 euros necesarios para los traslados en avión y el alojamiento de los bailarines llegados desde Alemania, Portugal, Taiwán, Hungría o la Península, según explicó Álvaro Gijón, teniente de alcalde de Turismo. Por su parte, Cultura ha invertido 25.000 euros.

Carrasco ha apostado por un proyecto enfocado a «conocer lo que está pasando fuera» y propone espectáculos vanguardistas y piezas con «un lenguaje más neoclásico», que tomarán diferentes espacios: Es Baluard, los teatros municipales, la estación Intermodal o patios. No faltarán espectáculos vinculados a las tecnologías, ni intervenciones atrevidas como Metro Action, de Marta Ladjanszki, los días 10 y 11 de mayo en el metro de Palma; tampoco montajes infantiles, gracias a Happy Ha Ha; talleres, propuestas locales o espectáculos de gran éxito como Exit Room, de Ferenc Fehér. Más información, en la web del Ajuntament.