Jaume Balagueró: «No tengo ninguna relación con los Goya, no debo caer muy bien o algo»

|

Valorar:
PALMA
BOTA
CULTURA
JAUME BALAGUERO

PALMA BOTA CULTURA JAUME BALAGUERO

Su primera incursión en el celuloide responde a un acto de pillería. Jaume Balagueró (Lleida, 1968) quería participar en el festival Clermont-Ferran de Francia con su primer corto, Alicia. Le hicieron rellenar un formulario en el que debía incluir su filmografía y le advirtieron que si dejaba un espacio en blanco no le seleccionarían. Se inventó tres cortometrajes: El niño bubónico, La invención de la leche y Destrucción de un ojo. Finalmente lo admitieron y esos filmes son hoy leyenda. Más tarde vendrían REC, REC2 o Mientras duermes. Ésta última la presentó ayer en la Sala Augusta, dentro del Cicle de Cinema d’Autor de la UIB.

«Muchas veces la gente me pregunta cómo puede ver esas películas, incluso una persona me llegó a decir que le fascinó La invención de la leche», comenta entre risas. Balagueró no siempre ha contado historias de terror, aunque es un género que le atrae especialmente. «He sido un niño muy freak en ese sentido», matiza el cineasta, quien concibe REC y REC2 como «la reinvención de una narrativa llevada al límite, un lenguaje subjetivo, casi de reportaje, de cámara en mano». Él, sin embargo, no se siente precursor de este tipo de lenguaje en España, pero sabe que lo es. Antes de REC filmó, junto a su amigo Paco Plaza, un documental sobre Operación Triunfo. «Creó mucha controversia, se especuló mucho, decían que lo hacía por dinero».

En Mientras duermes coquetea con el terror, aunque es un thriller. «La propuesta de Mientras duermes es que el espectador no va con la víctima, como es habitual, sino con el malo. Queríamos conseguir que el espectador participe y comparta los actos malignos del portero –interpretado por Luis Tosar. El espectador estaba en combate consigo mismo».

Tosar estuvo nominado a mejor actor en los Goya por su papel en Mientras duermes. Pero Balagueró no estuvo invitado. «No tengo ninguna relación, no debo caer muy bien o algo. Da igual, no me preocupa», dice. ¿Sería una pesadilla ir? «Un poco sí, por un lado hace ilusión, pero, por otro, es un poco pesadilla, estás muy pendiente de los nervios, que si voy bien vestido... estas cosas son molestas», apunta, antes de reconocer que la última gala fue «un poco aburrida». El director es contrario a reivindicaciones políticas. «Es la fiesta del cine y de lo que se trata es de ganarse al público, no lo mezclaría con otras cosas, pero a título personal cada uno puede hacer lo que quiera».

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

ElQPaga
Hace más de 7 años

Ganar un Goya es muy fácil, solo tienes que convencer a Telecinco que te patrocine una película-reportaje sobre los niños del Sahara con algún extra de la familia Bardén. El resto da igual lo que sea, con estos ingredientes ganas seguro un par de Goyas.

Valoración:2menosmas

gabriel
Hace más de 7 años

Quizás no llegues ni a la suela de los zapatos a artistas como Amenábar, Almodóbar, Banderas o Cruz.

Valoración:-3menosmas

laveritatofen
Hace más de 7 años

vull dir goya en lloc de oscar

Valoración:-1menosmas

laveritatofen
Hace más de 7 años

alguna cosa pasa a espanya qan shan de fer pelliciules mudes per poder concorrer a premis internacionals o com la produccio del tsunami que es espanyola i participaren actors anglesos per participar a premis internacional, deu esser que els actors espanyols son dolents?, a la pellicula no li donaren cap oscar imprtant, alguna cosa passa?, els preemis no remarquen el que es real o el que ens volen vendre les distribuidores?

Valoración:-4menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1