0

La figura del polifacético William Waldren (1924 - 2003) vuelve de nuevo a la actualidad con la exposición que mañana se inaugura, a las 19.30, en la Fundación Coll Bardolet de Valldemossa sobre sus descubrimientos arqueológicos en la zona de Deià y sobre su obra plástica.

William Waldren: de l’art a l’arqueologia es el título de esta muestra, explican desde la Fundación, en la que se recoge la actividad en el terreno de la cultura de este estadounidense, nacido en Nueva York, que fundó el Museo Arqueológico de Deià y que, además «practicó la pintura, la escultura, la orfebrería y el diseño de espacios arquitectónicos».

En Mallorca, su faceta más conocida, y también controvertida, fue la de arqueólogo, disciplina a la que se dedicó a partir de los años sesenta, «excavando en los yacimientos de la Cova de Muleta, Son Gallard, Son Matge, Som Marroig, Son Ferrandell y Son Mas». En este campo destacan sus «aportaciones sobre el Myotragus Balearicus y la cerámica campaniforme», así como la celebración de congresos sobre prehistoria en Mallorca. Como artista plástico, Waldren contribuyó a la entrada de las corrientes «abstractas» en el arte local y junto con otros artistas extranjeros, entre los que se encontraba George Sheridan, fundó el grupo Els deu des Teix. En 2004, el Ajuntament de Deià, donde se había instalado en los años 50, le nombró hijo adoptivo.