Imagen promocional de la banda andaluza.

No son británicos ni Daniel Defoe es su mentor, pero Niños Mutantes son como Robinson Crusoe. «Los náufragos siempre resultan un poco como los héroes», afirma Andrés López, guitarrista del grupo. Su periplo les conducirá hoy hasta la Isla, a las 23.00, en al sala Cultura Club, para enseñar el manual de supervivencia que es su último disco, Náufragos.

El barco en el que íbamos los españoles, para López, se hundió por culpa de «la política hipotecaria de los bancos, del capitalismo y el consume y olvídate del de al lado porque lo único que importa es el dinero». Precisamente, a los bancos les dedican una canción en su álbum más reciente. También al miedo. «Los últimos en llegar nos han dado el pisotazo en el cuello, pero no creo que sean culpables. Hemos dejado que nos hayan ido bombardeando gratuitamente el barco», asegura el guitarrista apuntando a los políticos. «Nuestra arma para quejarnos es la música sin pretender ser un disco protesta de los 60, ésos de barba y chaqueta de pana».

A pesar de llevar casi dos décadas en la escena indie, aún no se pueden dedicar a la música. Aunque son optimistas. «Es un propósito, se podría decir que puedo malvivir felizmente de esto». Porque el náufrago sale a flote, busca un trozo de madera en medio del mar al que acogerse y, a veces, llega a la orilla y sobrevive. O no.

Niños Mutantes. Cultura Club de Palma. A partir de las 23.00. Entrada anticipada, 10 euros. En taquilla, 14.