2

Al cierre del Espai Mallorca de Barcelona, programado para ayer por el Gremi d’Editors de Balears, los usuarios respondieron con dos actos simbólicos: unas 300 personas llenaron el local para solicitar la continuidad del centro y se compuso una fotografía de familia formada por una veintena de personalidades de la cultura. Entre las caras conocidas destacaron nombres vinculados a los 14 años de vida del centro, como Maria del Mar Bonet, Emili Manzano, Bel Olid, Toni Catany, John Carlin, Cinta Massip, Sam Abrams, Jaume Ayats, Toni Vidal, Blanca Llum Vidal, Arnau Pons, Salvador Giner, Pere Tàpias o Isidor Marí, entre muchos otros.

La exdirectora del Espai, Amanda Vich, leyó un manifiesto antes de las actuaciones del músico Roger Mas y de los rapsodas Enric Casasses, Edgar Alemany y Toni Clapés. Vich calificó de «irresponsabilidad moral y política la larga agonía por la que nos han hecho pasar el Gremi d’Editors de les Balears, el Consell y el Govern». Vich recordó que «el Gremi está más obsesionados por empaquetar los libros que en dar un servicio a los amigos del Espai Mallorca». La asalariada solicitó al Ajuntament de Barcelona y a la Generalitat que «no dejen de apoyar al Espai en momentos tan cruciales porque sería una gran pérdida cultural». Por su parte, la trabajadora Abigail Monells destacó «el apoyo que siempre tuvimos de los escritores Baltasar Porcel y Bartomeu Fiol».

El escritor Sebastià Alzamora, exresponsable de la entidad hasta el año 2000, apuntó que «el cierre es un fracaso del Consell y del Gremi d’Editors» y comentó que «la gestión del Gremi ha sido dudosa de un centro que ha tenido las raíces en Mallorca y la vista puesta en la realidad catalana, en comunicación permanente».

La plataforma Crits i Renou, compuesta por usuarios del Espai Mallorca, ha preparado un plan de viabilidad alternativo basado en la autogestión y se reunirá hoy en el Institut de Cultura de Barcelona con representantes del Consistorio barcelonés para evitar el cierre final de la entidad. «Es el momento de pasar de la protesta a las propuestas y, el cierre del Espai significa que estamos en el día de su reinauguración», espetó el portavoz de la plataforma.