Previous Next
10

Iglesias y monasterios ultiman estos días las escenografías marianas, los llits de la Mare de Déu Morta, con las que se conmemora l'Assumpció de la Verge. Espiritualidad, puesto que se trata de una festividad religiosa, pero también tradición cultural y patrimonio histórico, caracterizan una celebración en la que, para que crezca y se consolide, aúnan fuerzas la Diócesis, las autoridades y la sociedad civil.

Voluntarios de las parroquias, de ARCA o de la Fundació Amics del Patrimoni deberán tener listos para mañana, día 15, cada uno de estos tálamos, pues junto a las celebraciones religiosas propiamente dichas, iglesias y conventos exponen sus imágenes y tálamos al público. La información sobre horarios e historia de las tallas de la Virgen y sobre la tradición se encuentra en www.assumpciodelamarededeu.net y en el folleto en tres idiomas que ha editado el Consell, al que este año se han unido 10 parroquias con lo que, en total, participan 45.

Cada año hay alguna novedad y éste destacamos que quienes acudan a s'Arracó podrán disfrutar de la recién restaurada talla de la Virgen, una bellísima pieza de Juan de Salas, del siglo XVI, que ha recuperado su policromía original tras pasar por el Taller de Restauració del Bisbat.

Montar el llit como manda la tradición forma parte de un protocolo y requiere un trabajo y esfuerzo que, en algunos casos, se convierte en tarea imposible por falta de personal. Como ha sucedido a las monjas de Sant Jeroni, que no podrán exponer su llit ; o en la iglesia de Santa Creu, donde el tálamo se levantará sin la escalinata que debía rodearlo por la imposibilidad de acarrear ese material desde donde está guardado. Así, ARCA solicita que las administraciones colaboren facilitando mano de obra en los casos en que, como los citados, fuera necesario.

La casi totalidad de los tálamos que se podrán ver durante esta octava de la Assumpció en Palma se ubican en lugares estratégicos para su mejor observación; en la Seu, la Concepció, Santa Eulàlia y Sant Francesc, los llits se sitúan sobre una gran plataforma y los cubre un pabellón. En la Catedral existe, desde 1556, una bella imagen de la Virgen de tamaño natural y la iguala en belleza la de Santa Eulàlia, del siglo XV.