Cristina Terentieva, solista del Ballet de Moscú, en Barcelona. | Carles Domènec

0

El Ballet de Moscú actúa este fin de semana en el Auditorium de Palma y lo hará con dos obras de Tchaikovski (1840-1893): el viernes, a las 21.00, El Lago de los Cisnes, y el sábado, a las 20.00 horas, La Bella Durmiente. La compañía, fundada en 1989 y dirigida por el coreógrafo y bailarín ruso Timur Fayziev, regresa a Ciutat a los pocos meses de su última actuación en la Isla, en la pasada primavera.

La solista Cristina Terentieva explicó en Barcelona que «la compañía mantiene la versión clásica, pero el Ballet de Moscú va evolucionando en aspectos como el vestuario, la producción o el montaje». «Lo característico de este ballet es la capacidad de los bailarines de transmitir emociones», añadió la bailarina moldava, que en 2007 ganó el Gran Prix en la Competición Internacional de artistas de ballet de Viena (Austria). Terentieva argumentó que «da lo mismo la parte donde te encuentres del mundo, lo importante es llevar a cabo una actuación maravillosa con una coreografía magnífica y con la música de Tchaikovski, que es lo que la gente espera de nosotros».

Terentieva, que comparte escena con su marido Alexei Terentiev, recordó que «cada espectáculo es diferente y requiere en ocasiones medio año de preparación» y aseguró que «el público de Mallorca tiene muchísimo sentimiento y es muy acogedor».

El Lago de los Cisnes, icono del ballet romántico, narra la historia del príncipe Sigfrido que jura amor eterno a un cisne encantado. La Bella Durmiente es un relato fantasioso con hadas, brujas y un príncipe apuesto.

Ballet de Moscú.

Auditorium de Palma. Viernes, a las 21.00. Sábado, a las 20.00.