0

Dinamizar la oferta cultural y artística de Palma era el objetivo principal de la primera edición de la Feria Internacional de Arte Independiente Flesh Art Fair, y parece que lo ha logrado. El encuentro, que se celebró este fin de semana en el hotel Palau Sa Font de Ciutat, ha recibido a más de 1.000 visitantes y se han vendido medio centenar de obras. Los asistentes pudieron contemplar el trabajo de un total de 23 artistas locales, nacionales e internacionales.

Habitaciones, baños, pasillos o salones del hotel han servido de escenario a los creadores de la Flesh Art Fair para exhibir sus pinturas y esculturas. Algunos de ellos viven y trabajan en la Isla; otros provienen de la Península, Reino Unido o Italia.

El balance de una de sus organizadores, Laura Andrés, «es muy positivo». Así lo afirmó ayer a pocas horas de echar el cierre a una iniciativa «totalmente privada y arriesgada, aunque estamos muy contentos con el resultado». Cabe recordar que el día de la inauguración, el pasado viernes, acudieron más de 400 personas. «El propósito era unir arte y entretenimiento, y creo que lo hemos conseguido», añade.

Laura Andrés ya piensa en una futura edición y en otros enclaves. «Un horno, una nave en el polígono... Ya veremos».