3

La taquilla se volvió a abrir, la máquina de palomitas empezó a funcionar y los proyectores volvieron a rodar con películas de 35 milímetros ayer en s'Escorxador de Palma en la apertura de CineCiutat. El evento congregó a centenares de personas, entre ellas cineastas y famosos, que quisieron dar su apoyo a esta «victoria ciudadana».

La polifacética Rossy de Palma acaparó las cámaras a su llegada, aunque se perdió entre la multitud junto a Catalina Solivellas o Catina Penyafort tras unas instantáneas en el photocall .

El socio de honor Agustí Villaronga mostró su defensa de esta iniciativa y calificó de «muy rápida» la respuesta que ha permitido la «supervivencia de una sala que proyecta en versión original» porque, «aunque el celuloide está sufriendo algunos cambios, siempre habrá gente que valore poder ver los filmes en versión original».

El también cineasta Rafa Cortés, quien ha estado «vinculado» desde el principio a la iniciativa, veía la respuesta de los socios «con escepticismo», aunque reconoció que ahora «tiene mucha fuerza y hay que ver si continuará». Cortés adelantó que está «trabajando» con Michel Gaztambide, guionista de No habrá paz para los malvados , en un nuevo texto que «espero tener terminado para finales de verano».

También asistió el actor y productor estadounidense Jerry Hoffman, quien consideró «emocionante» la reapertura, o el compositor Joan Valent, quien valoró positivamente «una iniciativa inteligente e ingeniosa alejada de las protestas».

Algunos políticos también se dejaron ver por s'Escorxador, lugar en el que había instalado un mercadillo para cinéfilos que tuvo «mucho éxito», según la organización. Además, un centenar de asistentes aprovechó la velada para ver alguna de las películas de la cartelera.

Continúa la «fiesta»

Los actos de inauguración continúan hoy con el estreno de la película gestada y rodada en Eivissa que han codirigido Fernando Monge y María de las Heras, Un lugar para las butter cookies . Se trata de un filme «muy independiente», explicó Monge, en el que «los actores han participado porque les gustaba el guión y sus personajes». Tras la película se proyectará un vídeo de 16 minutos del making off que muestra «cómo hemos sobrevivido a la codirección», bromó de las Heras. Se expondrán, también, «varias capturas del rodaje hechas por varios fotógrafos», aseguraron los directores.

Además, para concluir los actos de inauguración, habrá actuaciones musicales y teatrales en s'Escorxador entre las 20.30 y las 23.30 horas.