Irina Capriles dirigió ayer el ensayo de los ‘cantaires’ en el Llar d’Ancians. | P. Pellicer

1

El Orfeó Ramon Llull, que dirige Irina Capriles, ensaya un proyecto «participativo» que llevará al escenario del Teatre Principal a unas 150 personas entre músicos y coristas. Se trata del montaje Vine a cantar Glòria, durante el que tendrá lugar el estreno en España de una pieza del compositor galés Karl Jenkins. El concierto será el próximo día 16 a las 21.00 horas.

Capriles cuenta que la idea de este concierto surgió cuando, en 2011, un grupo de unas cincuenta voces mallorquinas participaron en el estreno mundial del Glòria de Jenkins que tuvo lugar en el Royal Albert Hall de Londres, donde se reunieron 3.000 coristas en una función que calificó de «impresionante». A partir de ahí se pone en marcha el proyecto de cantarlo Mallorca. «El Orfeó Ramon Llull asume el reto de estrenar la obra en España y se abre una convocatoria para coros y cantaires individuales», añade. Finalmente, el cartel lo compondrán, además del citado Orfeó, Musicantes de Mallorca, la Coral Juvenil Federativa de Palma «y más de sesenta cantantes individuales de diferentes agrupaciones».

Como el Glòria de Jenkins es para gran coro y orquesta sinfónica, en el apartado instrumental participarán la Banda de Son Rapinya, que dirige Eduard Bernabéu, y la Jove Orquestra Balear, cuya batuta lleva Joan Barceló. El elenco se completa con los solistas Miquel Estelrich, Antoni Lliteres y Raquel Ribas.

Como indica el título del espectáculo, todo la actuación de músicos y coristas estará dedicada a una misma forma musical, y además de la pieza de Jenkins, la noche incluye el Glòria de la Misa Kenya, de Paul Basler, de ritmos africanos; el de la Misa Criolla de Ariel Ramírez, latinoamericanos, y el de la Misa Pau als Homes, de Antoni Martorell.

Vine a cantar Glòria. Teatre Principal de Palma, 16 de junio a las 21.00.