Previous Next
0

Los municipios de la Part Forana también se sumaron a la fiesta del libro por Sant Jordi. Inca amaneció repleta de puestos callejeros en los que comprar toda clase de libros, muchos de segunda mano. Coincidiendo con la crisis económica son muchos los que apuestan por aprovechar las lecturas de otros y hay toda variedad de títulos de literatura clásica y contemporánea, y los tradicionales cuentos infantiles.

Como cada año por Sant Jordi la Plaça d'Espanya concentró los puestos de venta de libros y rosas. Sobre el cadafal los escolares de Inca protagonizaron lecturas dramatizadas de diferentes rondalles, un homenaje a Joan Maria Alcover en el 150 aniversario de su nacimiento.

Una de las actividades con mayor demanda fue el cuentacuentos infantil a cargo de Caterina Valriu en el Claustre de Sant Domingo. El éxito fue tal que este año se tuvieron que organizar tres turnos diferentes por los que pasaron hasta 600 escolares de la ciudad. Por la tarde se entregaron los premios de los concursos literarios de redacción, glosado y poesía que se han realizado con motivo de la festividad de Sant Jordi. En Inca, los volúmenes más vendidos fueron Crim de sang, de Sebastià Alzamora; El prisionero del cielo, de Carlos Ruiz Zafón, y las aventuras del detective Gerónimo Stilton.

En Alcúdia, la biblioteca de Can Torró sigue siendo protagonista cada año por Sant Jordi al coincidir su aniversario con esta festividad. Can Torró cumplió ayer 22 años.

Por otra parte, el Claustre de Sant Vicenç de Manacor acogió varios puntos de venta. Las rosas, los libros y algunos personajes de rondalles fueron los protagonistas de la jornada bajo la presencia del gegant de Antoni Maria Alcover, que se presentaba enlazado por la lengua catalana. Los libros más vendidos fueron Acorar, del actor manacorí Antoni Gomila, y Crim de sang, de Sebastià Alzamora. Durante todo el día se llevaron a cabo diferentes actividades y talleres relacionados con la lectura, incidiendo sobre todo en el público más infantil.

En Capdepera, la plaza de l'Orient se convirtió en un gran escaparate literario donde los pequeños y mayores buscaron las últimas novedades para cumplir con la tradición del día de Sant Jordi.

Encuentro

Sa Pobla es otro de los municipios de la Part Forana que vive de manera intensa la diada de Sant Jordi. Mientras que los escolares y vecinos de la localidad visitaban las diferentes paradas de la plaça Major, que se presentaban repletas de libros, en las puertas del Ajuntament los escritores locales celebraron su tradicional encuentro que este año estuvo marcado por la gran ausencia del dramaturgo Alexandre Ballester, fallecido en junio del pasado año. Durante el acto central, el escritor Carles Cabrera fue el encargado de presentar la última obra de Ballester, titulada I passen les tempestes, para después dar inicio a la tertulia de los escritores que este año se dedicó a la figura de los maestros.