Daniel Brühl, Huichi Chiu y Miguel Ángel Silvestre, rodando en el Casino de Mallorca. n FOTO: MIQUEL ÀNGEL CAÑELLAS | M. Joy

4

Mallorca está proyectando su peor imagen entre la industria del cine en un momento en que, según las instituciones, se están dando pasos para incentivar la visita de rodajes a la Isla. Han pasado diez meses (mayo de 2011) desde que la Fundació Mallorca Turisme incumpliera el contrato mediante el que entró como coproductora de la película The Pelayos y el Consell de Mallorca, institución que tutela desde el inicio de esta legislatura a dicha fundación, no ha dado la cara ante los productores de la película de Eduard Cortés. Aunque hay voluntad para el acuerdo, si éste no llega el Consell será demandado por daños y perjuicios.

El filme se estrenará el 27 de abril. Y ahí parece que se acaba el plazo que se han dado los productores, que a mediados de abril iniciarán la promoción de The Pelayos , que abrirá el Festival de Málaga el 21 de abril y cuya premiere no se hará en la Isla por este motivo.

El productor Daniel Hernández reconoce que el impago de los 75.000 euros por parte del Consell les «ha creado un perjuicio económico. Hemos tenido que solicitar una serie de préstamos, que generan intereses, para hacer frente a las nóminas». El rodaje tuvo beneficios para Mallorca. Se contrató a 250 profesionales, se invirtieron unos 450.000 euros en otros sectores locales y, además, la película hará promoción del territorio. El productor cree que lo ocurrido no sólo perjudica al cine, sino a esos otros sectores. Destaca que Mallorca tiene «un potencial fantástico» para el cine y recuerda que vinieron a la Isla a rodar porque «la Film Commission hizo un trabajo fantástico de asesoramiento, y de ayuda con las localizaciones. La sensación de trabajo fue perfecta».

Según ha podido saber Ultima Hora, otras producciones estudian también interponer demandas por el mismo motivo. Cabe recordar que todo el presupuesto de la Film Commission de 2011 está bloqueado por el Consell.