Belenes de recortar con historia

| Palma |

Valorar:
preload
Arriba, colección de figuras recortables. Izquierda, abajo, Rey Mago del belén histórico de cartón pintado del convento.

Arriba, colección de figuras recortables. Izquierda, abajo, Rey Mago del belén histórico de cartón pintado del convento.

30-12-2011 | Teresa Ayuga
palma cultura uh belen caputxines fotos teresa ayugapalma cultura uh belen caputxines fotos teresa ayugapalma cultura uh belen caputxines fotos teresa ayugapalma cultura uh belen caputxines fotos teresa ayugapalma cultura uh belen caputxines fotos teresa ayuga
palma cultura uh belen caputxines fotos teresa ayugapalma cultura uh belen caputxines fotos teresa ayuga

Los que peinan canas recordarán aquellos belenes recortables de la primera mitad del siglo XX, con los que en su infancia podían crear un pequeño pesebre de papel. Pero el origen de los mismos se remonta siglos atrás y algunos coleccionistas poseen piezas históricas, como las que, hasta el próximo 6 de enero, se exhiben en el convento de las monjas Caputxines de Palma.

El belén monumental del convento -que cumple 300 años y es Bien de Interés Cultural (BIC)-, se encuentra arropado por una magnífica exposición titulada El pessebrisme a Catalunya i a Mallorca (siglos XVII-XX) , que ya han disfrutado unas 2.000 personas, y que está integrada, en su mayor parte, por la colección del doctor Joan Carulla.

De las 800 piezas queremos destacar una serie de belenes creados a partir de cartón recortado, de los que, Jaume Llabrés, comisario de la muestra, asegura que «quedan muy pocos en España por la fragilidad del material». En Mallorca se denominan betlems de retall . Según ha escrito el erudito Gabriel Llompart, esta tradición debió llegar a la Isla procedente de Catalunya, «donde artistas destacados del XVIII pintaban este tipo de piezas». El convento es propietario de uno que fue restaurado en 1999 y del que la historiadora Elvira González destaca que «está muy bien realizado, el dibujo es muy bueno y tiene unos polvitos plateados que dan brillo a las sombras; las piezas son de un mismo autor, aunque le falta el Misterio, y necesita una investigación para su datación». Está pintado al gouache y, de momento, se sitúa entre el XVII y el XVIII.

González ha investigado y datado otro belén, de «cartoncillo pintado», prestado por el anticuario Daniel Cota, sobre el que ha escrito un texto para el catálogo de la exposición. Mediante una analítica ha podido concluir que se trata de un conjunto del XVIII. Su montaje escénico, en el interior de una urna o escaparate, permite apreciarlo en tres dimensiones, como si se tratara de un diorama. Finalmente, el librero Manuel Ripoll también ha colaborado con una serie de belenes de primeros del siglo XX.

El pessebrisme a Catalunya i Mallorca (s. XVII-XX). Convento de las Caputxines, c/Caputxines 14 de Palma. Hasta el día 6, excepto hoy. De 11.00 a 14.00 y 17.30 a 20.30.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.