La serie alemana está siendo un gran éxito en su país y en estos meses de rodaje en la Isla ha hecho una inversión de hasta siete millones de euros. | ultimahora.es

10

Mallorca se ha ganado a un pedazo de la industria cinematográfica este 2011 y se logra así el principal objetivo fundacional de la Mallorca Film Commission, que ahora cumple un año: Situar a la Isla en el mercado como plató de rodaje. Queda un camino largo por recorrer para que Mallorca se convierta en competidor directo de otros países de características territoriales similares, pero el saldo de este ejercicio es realmente positivo para este «sector emergente» - hasta 40 millones de euros se han quedado en la Isla gracias a la captación de rodajes en cine, televisión, series y publicidad- y para 2012 las previsiones son muy optimistas, con la visita, entre otros, del filme norteamericano Nine bells, de Randy Marsh , protagonizado por Carrie-Ann Moss (Matrix).

«Este año ha ido muy bien y se han conseguido cifras muy importantes, no todo gracias a la Film Commission, pero pequeñas en comparación con lo que puede llegar a ser», comenta Pedro Barbadillo, director de la entidad, que se reconvertirá en Fundació Mallorca Film Commission. «El segundo sector económico de la Isla podría ser el audiovisual» e incluso, «en un plazo de cinco años, la aportación del cine al PIB de Mallorca podría alcanzar el 5%», asegura Barbadillo. Para ello, cree, deben darse más pasos.

Incentivos
«Ahora se ha podido mostrar el potencial que tiene Mallorca, y tiene un gran futuro, pero no nos podemos dormir en los laureles», dice. Después del cambio de gobierno, «se mantiene el apoyo político y hay mucho interés». Así, el Consell se ha comprometido a crear un incentivo insular. «Cada semana recibimos 10 peticiones de información. El 50% de la decisión de que un rodaje se quede en la Isla depende de los incentivos», subraya.

Para seguir avanzando, Barbadillo detalla como necesario, por ejemplo, la intervención del sector privado, la creación de un plató de agua, ya que «muchos rodajes de 2012 vendrán si conseguimos tener uno en Mallorca»; así como facilitar a las productoras internacionales a instalar sus propias oficinas en la Isla o formar y reciclar mano de obra local, que podrían trabajar en importantes series, como la alemana Verbotene Liebe, que ha dejado en la Isla hasta 7 millones de euros.

De cara al próximo curso, la Film Commission contará con un presupuesto parecido al de 2011, 350.000 euros, y la Isla espera varios proyectos interesantes. «En Los Angeles se habla de Mallorca». Mucho ha tenido que ver en ello el filme de los Wachowski. Los directores dicen que pondrán de moda la Isla del mismo modo que lo hicieron con Australia gracias a Matrix.