La Editorial Moll negocia con sus acreedores para evitar el concurso

| Palma |

Valorar:

La Editorial Moll S.L. ha acudido a los juzgados de lo Mercantil para alcanzar acuerdos puntuales que le permitan hacer frente a sus deudas con los bancos, renegociar los créditos y disponer de liquidez con el objetivo de que la empresa siga siendo viable.
La histórica sociedad editora y distribuidora de libros, fundada en 1934 por Francesc de Borja Moll, se ha acogido a una situación preconcursal prevista en el artículo 5.3 de la Ley Concursal, es decir, dispone de una plazo de cuatro meses para instar el concurso voluntario (la antigua suspensión de pagos), en caso de que no llegue a acuerdos con los acreedores.
«No queremos echar a perder nuestros 77 años de historia y haremos todo lo necesario para continuar y no renunciar. Hemos tomado las precauciones necesarias para continuar con más fuerza», explicó el editor Francesc Moll, quien detalló que el sector editorial está gravemente afectado por la situación económica y que en su empresa, en 2011, las ventas han descendido «entre un 34 y un 35%». Moll responsabilizó «a la caída de ingresos» y a las inversiones realizadas para «el cambio de sede y la reedición del Diccionari Català -Valencià- Balear» como las causas de la situación actual de la editorial, que cuenta con un total de 11 trabajadores. Además, hay que sumar los cerca de 40.000 euros que le adeuda la Administración.
Después de un agosto «económicamente desierto», el editor ha encontrado un respiro en el inicio de curso y espera «seguir editando este año».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.