Imagen promocional del último trabajo discográfico de los británicos Madness, que actuarán en el Mallorca Rocks de Magaluf. | Redacción Digital

1

La resurrección del género ska en Reino Unido a finales de los 70 estuvo marcada por el estallido de una banda con nombre propio, Madness. 34 años después, la formación sigue al pie del cañón. De hecho, The Liberty of Norton Folgate (2009), su último disco, entró directamente al Top 3 de las listas de ventas británicas. Según Chas Smash, miembro de Madness, el grupo todavía tiene «mucha tela por cortar». El 13 de septiembre recalarán en el Mallorca Rocks Hotel de Magaluf para hacer las delicias de sus seguidores y demostrar que no han perdido su «esencia».

-El primer disco que publican en diez años y entró directamente en lo más alto de las listas de éxitos. ¿Cómo se les quedó el cuerpo?
-Las ventas no son algo que nos obsesionen. Necesitas el dinero para vivir, pero nuestro trabajo es concentrarnos en escribir canciones que sentimos y disfrutar de ellas. La crítica fue aclamadora con nuestro último trabajo. Ha sido un regreso increíble, muy disfrutable... Parece que la gente estaba esperando un nuevo álbum de Madness y eso es muy inspirador.

-¿Cómo han logrado sobrevivir a la competitiva industria discográfica durante más de tres décadas?
-Creo que como banda tenemos una idea clara de creación, una idea común de lo que somos. La gente sólo quiere escuchar buenas canciones. No existe una ciencia del rock & roll. El éxito radica en que nosotros disfrutamos y amamos hacer esto. De todas formas, después de 34 años en la escena, aún no entiendo la industria musical.
-¿Pasará otra década hasta que podamos escuchar nuevo material de Madness?
-¡No! (Risas) Será muy pronto. Llevamos trabajando mucho tiempo en 21 canciones y aún estamos escribiendo, hablando con productores y, probablemente, grabaremos este mismo año. De hecho, en Mallorca estrenaremos nuevos temas en directo. Antes de grabar siempre probamos nuevo material en los conciertos para ver cómo funcionan en vivo y cómo responde el público. El feedback es inmediato.

-¿Se sienten identificados con la nueva escena ska que está surgiendo en la actualidad? Plan B está pegando muy fuerte...
-Lo que compartimos con las bandas jóvenes es que estamos en su misma clase. Todos nos identificamos con la celebración de la vida, aunque a veces ésta puede ser dura. Pero eso es el ska, eso es el Mowtown e incluso el pop.

-Lady Gaga o Justin Bieber están en la cima musicalmente hablando. ¿Qué opinión le merece esta nueva generación de artistas?
-La música está copada de Lady Gagas que hacen un pop brillante, pero apenas tiene material, siempre es lo mismo. Yo quiero escuchar letras sobre la vida. Las cosas que nos ocurren y preocupan a diario nos llegan a todos.

-¿Qué esperan de su actuación en el Mallorca Rocks?
-Vivo en Eivissa y soy consciente de lo que ocurre en el Ibiza Rocks. Nunca hemos estado en Mallorca, al menos tocando, que yo recuerde. Así que tenemos muchas ganas de estar ahí y darlo todo.