Los Cossiers han ensayado los pasos durante estas semanas. | M.P.

1

La tradición y la historia vuelven a conjugarse con motivo de la Mare de Déu d'Agost de Montuïri. Una doble recuperación material e inmaterial para afianzar el presente de la festividad con su pasado histórico. Después de medio siglo, el Llit de la Mare de Déu de l'Assumpció volverá el 15 de agosto a la iglesia parroquial. Además, será protagonista del baile más olvidado de los Cossiers de Montuïri, Gentil Senyora , cuyos pasos se interpretaron ante la talla yacente de la Virgen hace más de cien años.

La historiadora del arte y restauradora Catalina Mas señala que la recuperación de la imagen, que data del siglo XVIII, se ha basado en «una primera limpieza para eliminar las capas de suciedad y fijar los colores».

Noticias relacionadas

La Mare de Déu se encontraba en la sacristía «en un estado deplorable» por lo que «el mossèn Joan Artur Boardman ha buscado un nuevo emplazamiento en una vitrina de un capilla lateral para todo el año», según Mas.

La recuperación de la talla cobra especial atención, ya que también se rescata la danza de los Cossiers Gentil Senyora . El historiador Gabriel Mayol defiende que esta danza se bailó hasta finales del siglo XIX, pero «no sabemos los motivos por los que se dejó de bailar». «Hace 120 años que no se interpreta delante del Llit de la Mare de Déu», apunta.

La talla, que se expondrá del 13 al 19 de agosto en horario de misa, centrará, junto con la música y la danza recuperada de Gentil Senyora, la festividad de la Asunción. Será el próximo lunes, a partir de las 19.00, cuando los Cossiers, un siglo después, vuelvan a bailar ante la Mare de Déu.