En la iglesia del convento de Sant Domingo, en Pollença, se presentó ayer la Història de Pollença. Segle XX, una obra del doctor en Historia y profesor de la UIB Pere Salas, editada conjuntamente por el Ajuntament local y por la Obra Social de Sa Nostra y la Caixa d'Estalvis con la colaboración del Institut d'Estudis Baleàrics.

Se trata de un volumen de 1.348 páginas «no solo de interés para la gente del propio pueblo, sino que permite un estudio de la historia del siglo XX utilizando la historia de Pollença como un caso de laboratorio», explica el autor.

Hasta ahora existía una Historia de Pollença escrita por Mateo Rotger, editada a finales del siglo XIX, y que reeditó Sa Nostra en los años 1967 y 2004. Fue tras la última reedición cuando la entidad propuso a Pere Salas continuarla más allá del siglo XIX. El trabajo, iniciado en marzo de 2004, es novedoso porque estudia el siglo XX de una manera global, abarcando ámbitos tan dispares como la economía, la cultura, la política, campos en los que Pollença ha tenido mucho que decir.

El resultado de la investigación confirma la hipótesis de que «el proceso de modernización de la sociedad pollencina no viene del turismo de los años 60, sino que ya tenía procesos de modernización anteriormente porque se refleja un aumento de la ocupación no agraria y de las nuevas élites», explica Salas, que revela otros datos interesantes como el hecho de que a principios el siglo XX los pollencins tenían la esperanza más alta de vida de España, establecida en 45,97 años para los hombres en el momento de su nacimiento y en 46,5 años para las mujeres.

El volumen «se quiere acercar a lo que se entiende como historia total, así como a los postulados de la nueva historia local analizando cómo nacían, morían o vivían los pollencins a lo largo de esta época pero también de qué vivían, cómo se repartían la riqueza, cual era su universo cultural o sus aspiraciones y problemáticas políticas», dice el autor que incorpora a la obra buena parte de la historia oral del municipio.