Del manuscrito a las estanterías, paso a paso

| | Palma |

Valorar:
preload
Maria Forteza, titulada en Magisterio y Psicopedagogía, es la autora de 'Téntol, una pausa per a jugar'.

Maria Forteza, titulada en Magisterio y Psicopedagogía, es la autora de 'Téntol, una pausa per a jugar'.

08-04-2011 | Pere Bota

Cuando uno compra un libro, muchas veces no es consciente de todo el trabajo que conlleva su elaboración. Desde que nace la idea en la mente del escritor, pasando por todo la tarea de edición, ilustración -en el caso de que la lleve- e impresión, hasta que llega a las estanterías de las librerías. Téntol, una pausa per a jugar , es un volumen didáctico obra de la joven Maria Forteza. La autora; el editor e impresor, Miquel Ferrer, de Edicions Cort, y Santos Miguel, el ilustrador, para que nos cuenten las pautas y los entresijos de la creación de este libro.

Téntol, una pausa per a jugar es un compendio de juegos infantiles y juveniles destinados a los profesores y pedagogos. «La idea surgió por parte de la editorial, Edicions Cort», explica Forteza, con la que pretende acercarse al mercado infantil y juvenil. «Miquel [Ferrer] me preguntó si yo tenía alguna idea y juntos pensamos en lanzar un volumen con una colección de juegos infantiles, con un aire muy didáctico», añade la autora, titulada en Magisterio de Educación Infantil y en Psicopedagogía. «El libro no va dirigido al niño, sino a los educadores», subraya Forteza, quien reconoce que lo más complicado fue «encontrar un vocabulario preciso y, sobre todo, ponerme en la piel del escritor, así que las indicaciones y consejos de Miquel han sido fundamentales».

Formato

Por su parte, Ferrer detalla: «Lo primero que hacemos desde la editorial es elegir el formato. Desde el principio tuvimos claro que debía ser en espiral, en tamaño DIN A4 y encuadernado». «Lo siguiente es elegir el color, el tipo de papel y concretar un presupuesto», sostiene el editor.

«Una vez tenemos claro todo lo anterior, dibujamos un boceto sobre una maqueta en blanco y después pasamos a la maquetación», señala Ferrer, quien indica que, conjuntamente con el proceso de ilustración, «se maquetan las páginas e insertamos el texto». Para este libro, decidieron usar «lo que en la Isla llamamos gomets , unas pegatinas de colores que usan mucho los niños. Es una idea original y divertida».

El ilustrador, Santos Miguel, recuerda su preocupación «por encontrar unos dibujos que se adaptasen muy bien a cada uno de los juegos». «Teniendo juegos tan diferentes y tan versátiles no puedes plantearte un estilo muy definido, sino algo bastante abierto para que sea adecuado para el lector», indica, por lo que se sirvió de «formas básicas y dibujos sencillos».

El resultado de todo este proceso se traduce en el lanzamiento de Téntol, una pausa per a jugar , ya, por fin, en las librerías. Además, el volumen figura entre las novedades de Edicions Cort en la presente Fira del Llibre que acoge el Paseig des Born de Palma, que clausurará mañana su vigesimo novena edición.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Currilla
Hace más de 8 años

Parece mentira que a estas alturas, se llamen intelectuales aquellos que no se plantean, la mente de Ramón Llull, de haber sido coetáneo de Nebrija, hoy esta señorita escribiría para los más de 150 millones de niños que pueblan el Orbe.No atrifuen las mentes de los niños...

Valoración:-2menosmas

Docente
Hace más de 8 años

Enhorabuena al fotógrafo: ni Vermeer hubiera captado con tanta precisión la atmósfera de la estancia... Eso sí, la muchacha escanciando la leche es sustituida ahora por una chica con su portátil. Cosas de la modernidad...

Valoración:2menosmas

provocatore sociale altero
Hace más de 8 años

Realmente el primer libro que vendió un millón de ejemplares fue LOS CIPRESES CREEN EN DIOS, el primero de la trilogía. Camilo José Cela nunca pudo soportar a José María Gironella, nunca se lo perdonó, a este éxito editorial. Y eso que los dos eran de la derecha diestra. CJC escribió San Camilo 1936, con su estilo torrencial de diálogos, donde no faltan las prostitutas y las casas de citas de la ESPAÑA CAÑÍ.

Valoración:2menosmas

provocatore sociale altero
Hace más de 8 años

Siempre recordaré al editor Lara senior, tan español y periquito blanquiazul, cuando se burlaba de escritores como Cela o Umbral, de quienes decía que eran escritores, pero que no sabían novelar. Lara, con Planeta, ha sido el mejor vendedor de libros y cuando nadie quería publicar UM MILLÓN DE MUERTOS, de Gironella, él se atrevió, y fue la primera vez que un escritor español vendió UN MILLÓN DE LIBROS.

Valoración:1menosmas

provocatore sociale altero
Hace más de 8 años

AUNQUE EL PERIODISMO ES LA LITERATURA DE URGENCIA todos los que escribimos tenemos in mente un libro o ya escrito en el archivo del PC o, como en mi caso, en apuntes manuscritos guardados en una caja decorada comprada en un bazar chino. Ya tengo el título: "Crónicas mallorquinas de los amores pasajeros". Impublicable por su realismo y naturalidad en la narración. Yo vivo rodeado de mil libros y siempre tengo presente, a la hora de elegir lectura, lo que dijera André Maurois: LA LECTURA DE UN BUEN LIBRO ES UN DIÀLOGO INCESANTE EN QUE EL LIBRO HABLA Y EL ALMA CONTESTA. Junto al fiel perro, el mejor amigo del hombre, es un buen libro.

Valoración:1menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1