El torero José Tomas, en una imagen de archivo tomada en 2009. | Efe

5

Quince meses después de que un toro le hiriera de extrema gravedad en la plaza de Aguascalientes (México), José Tomás reaparecerá el próximo mes de julio en la Feria de San Jaime, de Valencia.

Aquella tarde del 25 de abril de 2010, un toro de la ganadería de Pepe Garfias le asestó una cornada de quince centímetros de profundidad en la pierna izquierda, a la altura del triángulo de Scarpa, que le ocasionó una fuerte hemorragia al romperle la vena femoral y la arteria iliaca.

Una de las cornadas más graves de toda la temporada pasada, que obligó al torero de Galapagar (Madrid) a cortar la temporada debido al déficit neurológico y motor que presentaba su pierna.

La imagen de José Tomás prendido por el pitón del toro «Navegante» dio la vuelta al mundo. Su estampa con el reguero de sangre que dejó camino de la enfermería del coso mexicano, fue una de las más impactantes que se recuerdan.

Una cornada que provocó una gran angustia en un primer momento, por la enorme hemorragia que sufrió el torero y que obligó incluso a pedir por la megafonía de la plaza voluntarios que donaran sangre, mientras los facultativos trataban de estabilizar al torero con una operación de casi cuatro horas.

Posteriormente fue ingresado en la Unidad de Vigilancia Intensiva del hospital Miguel Hidalgo de Aguascalientes, donde prosiguió su recuperación.

Una semana más tarde, el día 1 de mayo, y dada su buena evolución, recibió el alta hospitalaria para, después de pasar unos días de reposo en la casa que tiene en Aguascalientes, poder regresar a España.

Su vuelta tuvo lugar el 6 de mayo. Primero aterrizó en el aeropuerto de Gibraltar y de allí se trasladó a su casa de Estepona (Málaga), donde pasó muchas semanas en reposo absoluto y con continuos seguimientos médicos de su médico personal, Rogelio Pérez.

Desde esa fecha se ha especulado mucho sobre la posible reaparición de José Tomás, aunque los médicos tan sólo hablaban de discretas mejorías y de un duro proceso de rehabilitación que llevaría meses.

A principios de 2011 ya se barajaban hasta las plazas donde Tomás podría fijar su vuelta: Algeciras, Barcelona, Gijón o Madrid fueron las que más sonaron, pero nunca hubo una confirmación oficial por parte de su entorno.

La primera buena noticia surgió el pasado mes de marzo cuando el doctor Rogelio Pérez, en una entrevista con Efe, confirmó que José Tomás se había probado en el campo en dos tentaderos con resultados muy satisfactorios.

El tramo final de su recuperación tocaba ya a su fin. Sólo faltaba la fecha y el sitio de su vuelta a los ruedos. Y ya hay confirmación: en julio y en Valencia. José Tomás vuelve a sentirse torero.