El conjunto murciano Maldita Nerea, uno de los grupos revelación del año, estará en Palma el 5 de diciembre. | Redacción Cultura

1

La primera toma de contacto de Maldita Nerea con la música fue en 2003 con Cuarto creciente , disco al que le seguiría El secreto de las tortugas (2007) y con el que la banda comenzó a despuntar. No ha sido hasta este año con Es un secreto...no se lo digas a nadie cuando la carrera de los murcianos ha despegado y se han convertido en el grupo revelación del que todo el mundo habla. Jorge Ruiz, vocalista y líder de la formación, cuenta sus impresiones ante el concierto que ofrecerán el 5 de diciembre en el Palma Arena.

-¿Cuál es el secreto de Maldita Nerea?

-No te lo puedo decir porque es un secreto (risas). Tratamos de que los mensajes que van en las canciones, tanto en música como en letra, sean lo más sugerente posibles para que sea el oyente el que cierre su sentido y su contenido. De esta manera, pensamos que es mucho más atractivo.

-A la música la llamáis maldita por vivir siempre con ella, para bien y para mal. ¿Os aporta tanto como vosotros a ella?

-Sí, no cabe duda de que la música es algo que utilizas normalmente para llenar tu tiempo libre, es una banda sonora de las mejores y las peores cosas que haces. Poder dedicarte a ella es un privilegio. La música sale de la cabeza y no es fácil. Ahora estamos trabajando en un disco nuevo con mucha energía, lo que supone un sacrificio de muchas horas y la incertidumbre de que vaya funcionar.

-Han sabido utilizar las redes sociales para promocionar su música más allá del disco físico. ¿No temen a la piratería?

-Piratería no sería la palabra más adecuada para denominar las descargas. Los que la critican sólo lo ven desde un punto de vista negativo, como una lacra que está matando la música, cuando justamente es lo contrario. Hay más acceso que nunca a la música y más gente escuchando canciones a la carta. Maldita Nerea ha buscado soluciones en lugar de quejarse.

-¿Pesa mucho la etiqueta de grupo revelación del año?

-Cada vez es más complicado asomar la cabeza. Nosotros nos sentimos cómodos con un proyecto perseverante y hemos buscado esto insistentemente. Entendemos que la gente nos llame grupo revelación, aunque llevemos 10 años en la música.

-¿Cómo reaccionaron cuando su disco alcanzó el número uno en la lista de ventas?

-Fue muy gratificante, una pasada, algo casi de ciencia ficción. Aunque el número uno de ahora es lo que sería el 150 de hace 5 años, si nos ceñimos a la venta física. Ahora, el hecho de comprar un disco es un acto de valor increíble cuando te lo puedes descargar en casa.

-Llenar el Palacio de los Deportes de Madrid no es tarea fácil. ¿Cómo se les quedó el cuerpo?

-¡Eso sí que fue ciencia ficción! Tenía ganas de llorar todo el rato. Lo malo es que estaba tan concentrado que no lo disfruté tanto como hubiera querido.

-¿Qué consejo le daría a las bandas que están empezando?

-Lo más importante en la música es saber escuchar, sino no vas ni a la vuelta de la esquina. Y trabajar duro y hacer buenas canciones que lleguen a mucha gente.