Previous Next
1

Su discurso se va tejiendo sin remiendos. Historias, anécdotas, bromas y análisis cinematográficos se entrelazan con genialidad porque tiene don de palabra y capacidad para seducir y atrapar al patio de butacas. Daniel Monzón es un gran contador de historias y así lo demostró anoche en el coloquio que protagonizó en el Club Ultima Hora. Los asistentes al encuentro en el Teatre Municipal de Palma, lleno en esta convocatoria, atendían a las palabras de Monzón tanto como si en la pantalla se estuviera proyectando su última película, Celda 211, que se estrena el día 24 de septiembre en Canal +.


Y de ella habló. El mallorquín, ganador del Goya a la mejor dirección por su cuarto largometraje, lejos de cualquier secretismo, desveló todos los entresijos de una película por la que «no me esperaba ningún premio», confesaba.
El director, que hizo un cameo «histriónico» en Torrente, el brazo tonto de la ley, descubrió su vena cinematográfica a los siete años cuando vio King Kong. Desde entonces, sólo ha pensado en ponerse tras la cámara, siempre tratando de contar algo nuevo. «Quería acudir a la realidad y evitar en esta película cualquier referencia cinéfila y no caer en los tópicos. Fuimos a ver las cárceles durante un año y hablamos con presos, funcionarios. El espíritu de la película salió de esas visitas. Las cárceles existen para que la sociedad vea que el peligro está apartado, pero hay otros peligros mayores que están en otras partes», compartió el cineasta durante una intervención cercana y distendida. Una cárcel de Zamora, cerrada desde hace 12 años, fue el plató de rodaje para el equipo de Celda 211.
El cineasta mostró gran admiración por tres de los actores de su última producción: Luis Tosar, Alberto Amman y Antonio Resines. «Luis Tosar tuvo que asumir una transformación radical y le han dado ya dos premios en Estados Unidos», «Alberto es la revelación y ahora Chanel le ha contratado para ser la imagen internacional de la marca», y «Resines sabe mucho, es un actor de la vieja guardia», comentó Monzón, quien también habló de los talentos de Luis Zahera y Marta Etura.