Previous Next
1

Lloret de Vistalegre es desde hoy el escenario del rodaje de Nos veremos en el infierno , el nuevo largometraje del director Martín Garrido, quien subraya que «Mallorca está poco explotada por el cine». Sobre la elección de un emplazamiento pequeño y tranquilo como Lloret, el realizador asegura que «en los lugares más pequeños ocurren las peores cosas». Valentín Paredes y el televisivo Raúl Prieto encabezan el reparto de este thriller de corte psicológico que también cuenta con Tony Isbert y las colaboraciones del mítico Juanito Navarro, Ester Collado e Isabel Fortea. El rodaje se prolongará hasta mediados de septiembre y su estreno está previsto para los primeros meses de 2011.

Garrido define su nueva película como un «thriller psicológico» bajo una estética que recuerda a la obra de Caravaggio y también «barroca», con una luz y una oscuridad «muy marcadas», explica el cineasta. El realizador aclara: «En esta película no hay sangre, la violencia se respira».

El hilo conductor de Nos veremos en el infierno es la relación de un padre y su hijo -interpretados por Paredes y Prieto- en una historia que bebe de una de las lacras de la sociedad actual, el tráfico de órganos. «Interpreto a un asesino y padre al mismo tiempo», cuenta Paredes. El actor, quien ya ha trabajado con Garrido en El monstruo , que se estrena a finales de este mismo año, asegura que «tenía muchas ganas de disfrutar de Palma, aunque no sé si tendremos mucho tiempo para ello». Prieto, rostro conocido de la pequeña pantalla gracias a Amar en tiempo revueltos o La Señora , apunta: «Mi personaje es bastante complejo y una víctima de su propia vida, que le ha dado por todos lados. Mata porque tiene que matar, no porque sea malo». «Es un gustazo poder trabajar con este elenco», dice el joven intérprete, quien debutó en la gran pantalla con La fiesta (2002).

El bueno de la película está interpretado por Tony Isbert -protagonista de El monstruo , de Garrido-, quien se muestra con mucha «ilusión» de trabajar con un «equipo joven, con fuerza y muchas ganas».