El equipo de producción del documental, posando durante un descanso del rodaje. | Jaume Morey

0

Valldemossa: El lloc més bonic del món es el título del documental que estos días se rueda en la localidad, en el que el realizador francés Alix Meir lleva trabajando desde 2006. Se trata de una cinta que aborda la evolución social de la población desde la llegada del pianista Frédéric Chopin (1810-1849) hasta la actualidad. Para ello, el director utiliza retratos de personajes y los une con escenas de ficción alrededor de la figura del compositor polaco. «Es como cine dentro del cine», explica Luis Ortas, productor del proyecto. El documental esta producido para la cadena francoalemana Canal Arte.
«Se trata de un documental sobre Valldemossa en el que se compara la etapa de Chopin en los años 1938 y 1939 con la actualidad y la evolución, tanto de los habitantes como del pueblo», cuenta Meir. «A través de las escenas de ficción de época tratamos la estancia de Chopin en la localidad, que relatamos a raíz de sus cartas personales y citas de algunos manuscritos». El realizador asegura que «gracias a la personalidad y a la música de Chopin, Valldemossa es el pueblo más conocido de toda España, sin él no sería lo que ahora es».
Para el rodaje de las escenas de ficción se realizó un casting entre los habitantes de la localidad. La elección de estos intérpretes amateurs aporta al filme un grado de «originalidad» y han resultado ser «muy carismáticos», según el director.
«La llegada de los artistas cambió las ideas de la gente del pueblo, la hizo más abierta, más social y más cosmopolita», afirma Ortas. «Encontramos diferentes sensibilidades, ideologías y muchos ejemplos de convivencia», según el productor.
Por otra parte, el equipo de producción se ha servido de retratos de gente conocida del pueblo, quienes cuentan su punto de vista sobre esta historia, como, por ejemplo, el caso de Ruth Ells, que fue ama de casa y vecina de la localidad. «Era una artista americana, que llego de Nueva York en los años 60 con un carácter muy fuerte», dice Meir. Tambien cuentan con el testimonio de Nelson Goerner, que dedicó gran parte de su trayectoria a tocar piezas de Chopin. Por otra parte, han querido dar un punto de vista «juvenil» con el testimonio de una joven, que representa a «una nueva generación y las nuevas oportunidades».
Además, el filme rinde homenaje al músico Rafael Estaràs, quien perteneció a la famosa formación musical Els Valldemossa.
Aunque Valldemossa: El lloc més bonic del món todavía no tiene fecha de estreno, durante el mes de agosto se proyectará un premontaje del documental para los residentes de la población, si bien tampoco se conoce el día concreto en el que se realizará.
La producción ha contado con la ayuda del Ajuntament de Valldemossa y el Govern de les Illes Balears. Aunque se verá en Europa, al equipo le gustaría venderla a alguna televisión balear para que se pueda visionar en la Isla.