0

La compañía Roseland Musical, con base en Barcelona y con una filial menorquina formada por bailarines de la Isla, representará Blau Marí, un viatge extraordinari al fons marí los próximos viernes, sábado y domingo en el Teatre Xesc Forteza de Palma. El lunes 15 de marzo se podrá ver en el Auditòrium de Sa Màniga en Cala Millor. El éxito del montaje, especialmente pensado para un público familiar, ha causado que sea la tercera vez que la obra se reponga.
«Es un espectáculo que se creó hace 25 años», explicó la bailarina y actriz Barbarana Pons, miembro de Roseland Musical, quien precisó que «fue el segundo montaje de la compañía y, desde el principio, funcionó muy bien». Con nuevos vestuarios y la inclusión de alguna melodía inédita, la nueva versión de Blau Marí se estrenó en el Orfeó de Maó el pasado 18 de junio y se ha estado representando desde entonces en el Teatro Regina de Barcelona y en numerosas poblaciones de Catalunya. El argumento está inspirado en una antigua leyenda china en la que un pueblo vive sumido en la pobreza por el abuso de un emperador. «El protagonista de la historia, un niño llamado Xang, viajará al fondo del mar mediante un zapato mágico con el objetivo de encontrar un tesoro y contará con la ayuda de calamares, estrellas de mar, cangrejos y sardinas», avanzó Pons. La bailarina argumentó que «es una fórmula para entrar en el mundo de fantasía de la compañía Roseland, con mejillones que bailan claqué y una sardina cautivadora», y aseguró que «los componentes de la compañía proceden fundamentalmente del mundo del baile». El guión original de David Cirici, con un desenlace sorpresa, está dirigido por Marta Almirall, que comparte dirección coreográfica con Janine Dahl, vinculada a la Escuela de danza Ute Dahl de Maó e impulsora de la idea de crear una sede filial de Roseland en Balears.