El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, ha aplaudido este miércoles la sentencia del Tribunal Supremo (TS) que da el visto bueno a las obras de construcción del pantano de Mularroya (Zaragoza), cuya causa judicial volverá a la Audiencia Nacional. La sentencia «confirma que se actuó correctamente», ha dicho.

El Supremo ha dictado una sentencia favorable al recurso que presentaron la Junta Central de Usuarios del río Jalón, la empresa constructora --Sacyr y Acciona-- y la Abogacía del Estado tras ordenar la Audiencia Nacional --en una primera sentencia-- paralizar las obras de Mularroya en 2014 a petición de los grupos ecologistas, que temían el deterioro de las masas de agua de los ríos Grío y Jalón, también de los acuíferos.

En declaraciones a los medios de comunicación, Joaquín Olona ha felicitado a los regantes, la empresa constructora y la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) porque la sentencia «viene a confirmar que se habían tomado todas las medidas de protección necesarias y que la actuación es correcta».

Ha aseverado que la Administración hidráulica «hizo las cosas bien», añadiendo que la sentencia resuelve «el núcleo central del problema, si estaba justificado el interés público superior en tanto que --la obra-- afectaba a las masas de agua» de los ríos regulados. El Plan Hidrológico del Ebro, en su redacción de 2016, aclara esta cuestión «de forma conveniente».

El titular de Agricultura ha señalado que «felizmente no se han llegado a paralizar las obras de manera definitiva», dando por hecho que tras esta sentencia «no se van a poder paralizar y la obra va a poder finalizarse: Lo que nos interesa a todos».

Además, Olona ha hecho notar que en el actual escenario del cambio climático «no está tan claro si va a llover o a dejar de llover y sí está claro que va a haber mucha más irregularidad, y la solución es la regulación», de forma que «necesitamos completar y, seguramente, ampliar nuestras obras de regulación».