Gran Gala

Los premiados en la Gran gala de los Siurells de Plata 2019

Lourdes Terrasa | 02/11/2019

Valorar:
preload
Son Termes acogió la Gran gala de los Siurells de Plata 2019.

Son Termes acogió la Gran gala de los Siurells de Plata 2019.

05-11-2019 | Ángel Orosa

La entrega de los Siurells de Plata comenzó con el reservado a la Iniciativa Social, que recayó en los padres Caputxins de Palma, religiosos que están comprometidos con la gente necesitada. Desde la iglesia situada junto a la Plaza de España, los Caputxins distribuyen diariamente trescientos desayunos durante el verano, y quinientos durante el invierno, y más de cuatrocientas bolsas de comida a la semana, una labor que es posible gracias al trabajo de los voluntarios. Tras recoger el galardón, Gil Parès, superior de los padres Caputxins de Palma, agradeció el reconocimiento y él también hizo un guiño al monólogo de Toni Gomila para hablar de ir a contracorriente de «quienes piensan en sí mismos y no en los otros». En ese sentido destacó que «es bueno pensar en los demás, en los que viven de manera tan difícil; es bueno que lo que nos da la gente de Mallorca se lo demos a ellos, a los que lo necesitan. Es lo que intentamos transmitir».

La Associació de Productors i Productores d’Agricultura Ecològica de Mallorca (APAEMA), una organización sin ánimo de lucro que cuenta en la actualidad con más de 350 socios, mereció el Siurell Iniciativa Mediambiental por su destacada labor en la producción ecológica que se ha convertido, para muchos, en una cuestión de principios. Miquel Coll, productor de aceite de oliva y presidente de la asociación, señaló, tras recoger el siurell, que «es un honor esta distinción y también es un ir contracorriente en el sector primario. No hay que olvidar el campo de Mallorca, nuestro paisaje, y es muy importante que siga habiendo payeses que se preocupen por cuidar nuestro campo».

Galería de fotos de los premiados en la Gran gala de los Siurells de Plata 2019

El cirujano oftalmólogo Jeroni Nadal, subdirector médico del Centre d’Oftalmologia Barraquer, jefe del Departament de Retina i Vitri y coordinador de la Unitat de Màcula, fue galardonado con el Siurell Iniciativa Científica. Este cirujano nacido en Binissalem fue el primer oftalmólogo en implantar un dispositivo de visión artificial en España y es el único a nivel mundial que ha conseguido la rehabilitación de un paciente sordomudo y ciego después de implantarle un ojo biónico. Jeroni Nadal, que acudió a la gala acompañado por buena parte de su familia, manifestó tras recoger el galardón que «este es un premio de valor incuestionable, por la categoría que tiene y porque es muy valioso para quien vive fuera de la ‘roqueta’». Nadal se permitió «escribir una Carta a los Reyes» en la que poder reclamar una universidad más fuerte y «apostar por la investigación y por nuestra juventud», y dedicó el galardón a toda su familia y «a mi gente de Binissalem».

Con especial emoción se hizo entrega del Siurell Valors Culturals a Els Valldemossa, un reconocimiento que sirvió también para recordar la figura de uno de sus componentes, Tomeu Estaràs, virtuoso de la flauta dulce fallecido recientemente. Junto con Bernat y Rafel Estaràs, y su primo Maties Estrades, los cuatro músicos fueron los componentes originales de Els Valldemossa, el grupo musical mallorquín más internacional. Pasó a la historia su participación en Eurovisión junto a Salomé en 1969, y alcanzaron la fama con su tema Fiesta, convertida en canción del verano en 1970. Genia Tobin subió al escenario para recoger el Siurell de Plata, pero no lo hizo sola, sino que estuvo arropada por familiares, para quienes fue difícil contener la emoción. «Es un honor recoger en nombre de Els Valldemossa este reconocimiento a la música. Mi marido y su hermano fundaron el grupo hace sesenta años y hace 41 años que yo entré en él, y la música lo era todo para nosotros», afirmó Genia Tobin. «Tomeu Estarás nos dejó hace un mes y él habría estado muy contento de estar hoy aquí con nosotros».

El Siurell Concòrdia i Valors Humans ha recaído en Montse Fuster, fundadora y presidenta de Amadip-Esment y de la Fundació Tutelar per a Persones amb Discapacitat Psíquica de Mallorca, creada en 1986. Amadip-Esment es una entidad que cuenta ya con más de medio siglo de vida y es todo un referente a la hora de articular ayuda, formación, salidas laborales y asesoría jurídica a personas con diferente grado de discapacidad. Montse Fuster quiso compartir el premio «con todos los miembros de la Fundació que hacen posible que todas las personas tengan igualdad de vida y de oportunidades».

Dos jugadores de baloncesto de las Islas, miembros ambos de la selección nacional que recientemente se alzó con el campeonato mundial celebrado en China, han sido galardonados con el Siurell Actualitat. Rudy Fernández (Palma, 1985) y Sergio Llull (Maó, 1987) tienen una brillante trayectoria deportiva, y ambos forman parte del equipo del Real Madrid, con el que disputaban esta semana en Alemania un encuentro de la Euroliga. Ellos recibieron el siurell unos días antes, durante un descanso de un entrenamiento en la Ciudad Deportiva del Real Madrid, hasta donde se desplazó Paula Serra, directora de Audiovisuales del Grup Serra, para hacerles entrega del galardón. Desde allí aseguraron que «es un orgullo pasear el nombre de Baleares por todo el mundo» y agradecieron unos premios que «cuando llegan de casa hacen mucha ilusión».

El Siurell de Honor Pere A. Serra fue el último en entregarse en la gala celebrada en Son Termes, y recayó en la Clínica Rotger, que este año conmemora su 75 aniversario. La Clínica Rotger fue reconocida en 2014 como el mejor centro hospitalario privado de Baleares. Fundada por el doctor Ramón Rotger Moner, está dirigida por Rosa María Regí y los doctores Fernando Rotger y Ramón Rotger Regí. Los tres recogieron el premio de manos de Carmen Serra pero fue Rosa María Regí quién tomó el micrófono para agradecer la distinción. Carmen Serra destacó que «este siurell es también un homenaje a Pere A. Serra y por eso lleva su nombre, os lo damos por vuestro trabajo en el mundo de la sanidad y por los 75 años de la Clínica Rotger». Rosa María Regí agradeció ese honor y aseguró que «es complicado resumir en un minuto tantos sentimientos. Echamos de menos a Pere A. Serra, un hombre que amó tanto la cultura y esta tierra y que ha sabido transmitir ese amor a sus hijos y a toda su familia». Sobre la Clínica Rotger afirmó que «es un equipo de profesionales que ha tenido siempre el apoyo de todos los usuarios, incluso en momentos de dificultades».