La escalera de Jacob o una metáfora de la vida

Antoni Planas | 23/07/2020

Valorar:
preload
El arte es la obra de unas personas que mediante su genialidad nos muestran el paisaje de su atalaya.

El arte es la obra de unas personas que mediante su genialidad nos muestran el paisaje de su atalaya.

Él, a través del sacrificio, del esfuerzo, de la constancia y, sobre todo, del trabajo, trabajo y más trabajo, ha conseguido construir una obra única, mágica, totémica, arrebatadora. Una obra que nace del genio creador, pero que se convierte en mítica, traspasando modas y tiempos.

Joan Bennàssar es una de las personas más trabajadoras que he conocido nunca. Siempre trabaja, incluso cuando no está dentro del estudio. Él es uno de estos elegidos que han sabido subir la escalera, escalón a escalón, sin prisa pero con constancia, venciendo todas las dificultades que han ido surgiendo, superando el desnivel, incluso cuando se hacía desesperadamente vertical. Ha luchado y ha vencido, ha llegado a una cumbre desde la cual tiene unas vistas privilegiadas del mundo que nos muestra a través de sus cuadros.

De hecho, ¿no es esto el arte? Porque para mí el arte es la obra de unas personas que mediante su genialidad nos muestran el paisaje que se ve desde su atalaya, a la cual muchos no podremos nunca llegar.

Joan Bennàssar: Razones humanas