4

El regreso de Rafael Nadal ya tiene lugar señalado. Será la próxima semana y el Masters 1.000 de Cincinnati, toda una prueba de entidad para calibrar su estado de forma tras varias semanas fuera de las pistas y pensando en el gran objetivo dentro de la gira de pista dura, un US Open que arrancará el próximo 29 de agosto. El tenista de Manacor, que no juega un partido oficial desde los cuartos de final de Wimbledon, torneo en el que abandonó antes de disputar las semifinales -su rival era Nick Kyrgios- por una lesión abdominal de la que no acabó de recuperarse, llevándole a renunciar días atrás el Masters 1.000 de Montreal, con el fin de no forzar y llegar al tramo decisivo de la gira estadounidense en la mejor forma posible.

En la noche de este martes, Nadal anunció a través de las redes sociales que se sentía «muy feliz por jugar de nuevo en Cincy (en referencia a Cincinnati)», añadiendo en su mensaje que este jueves iba a emprender viaje hacia la ciudad estadounidense, que acogerá ese evento desde el próximo domingo y hasta el 21 de agosto. Nadal no juega un encuentro oficial desde el pasado 6 de julio, cuando superó en cuartos de final de Wimbledon al estadounidense Fritz para avanzar a unas semifinales a las que tuvo que renunciar por esas molestias físicas que le han apartado de la competición.

El deportista mallorquín siempre ha prioridado su salud a la hora de evaluar sus opciones de volver a la alta competición, no frenando su preparación a lo largo del verano para mantener el tono físico de cara al cuatro Grand Slam de la temporada, un US Open al que pretende llegar con su mejor versión para pelear por un nuevo título.

El Masters 1.000 de Cincinnati será una buena piedra de toque para un Rafael Nadal que, por encima de todo y amparándose en experiencias anteriores, buscará recuperar sensaciones sobre la pista y acumular minutos de competición y entrenamiento en suelo estadounidense, regresando a un torneo en el que no juega desde el año 2017, cuando fue eliminado en cuartos de final por el australiano Nick Kyrgios. En el interminable palmarés de Rafael Nadal figura una única victoria en Cincinnati, la lograda en la edición del año 2013 del torneo Masters 1.000 norteamericano